El cachorrito que sería sacrificado por no poder caminar recibe la oportunidad que necesitaba

Seguramente has escuchado que lo normal es que todos seamos diferentes, una frase reflexiva que en el marco de nuestra cotidianidad muchas veces pasa desapercibida para algunas personas que deciden rechazar a lo que rompa con los esquemas tradicionales.

Tanto las personas como los animalitos se ven afectados cuando nuestra sociedad los aparta por ser diferentes dentro de un patrón establecido.

Recientemente se dio a conocer la emotiva historia de un perrito que nació con una mal formación en sus piernas, condición que hizo que su cuidador tomara la más triste de las decisiones: sacrificar al perrito porque era demasiado débil para sostenerse por sí mismo.

Por suerte, una mujer intervino a tiempo y decidió darle una segunda oportunidad a pesar de tener muchas cosas en contra. Ella lo adoptó y estaba dispuesta a ofrecerle toda la ayuda necesaria para mejorar su condición.

Aunque hay tratamientos quirúrgicos, gran parte el éxito depende de ejercicios diarios.

Más allá del problema de las patitas, es un cachorrito sano que no tuvo la suerte de nacer en un hogar que no acepta que se trata de un perrito especial y muy diferente. El cachorrito a simple vista parecía feliz y agradecido a pesar de no poder caminar.

Él dentro de sus posibilidades intentaba arrastrarse de un lugar a otro. Deseaba correr y moverse libremente, algo que su nueva dueña estaba dispuesta a lograr que sucediera.

Los mismos dueños de mascotas pueden realizar algunas técnicas para ayudar al perrito con su problema de movilidad.

La mujer que lo adoptó le hizo una dieta a base de nutrientes para ayudarlo a ganar fuerza. Su dueña, dispuesta a ayudarlo, le hace ejercicios especiales y fisioterapia en su casa para lograr que el perrito se levante y soporte su propio peso.

Han pasado algunos meses desde aquel triste encuentro donde evitó que acabaran con la vida de un perrito tan dulce.

El perrito tenía inestabilidad,y poca movilidad y dolor en sus patas.

Afortunadamente, el perrito ha respondido satisfactoriamente a todas las sesiones, aún le queda un largo camino por recorrer pero por suerte, tiene al lado a una maravillosa persona que está haciendo lo posible para que su perrito “diferente” sea feliz.

Este adorable peludo cada día es más fuerte y ya logra resistir su peso.

Con ayuda de un especialista y su dueña el perrito ha mejorado progresivamente.

El amor hará posible que este tierno cachorrito pueda sobrepasar todos los retos que tiene que enfrentar. Los amantes de los animalitos le damos infinitas gracias a ese ángel anónimo que llegó para salvar a un perrito especial.

Deseamos su vida esté llena de bendiciones al lado de ese ser que salvó y que ha conquistado el corazón de muchas personas en las redes.

Seamos fieles fieles defensores de los animalitos, no toleremos actos de discriminación en contra de los perritos que por tener una discapacidad son tratados injustamente.  ¡Comparte esta hermosa adopción!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!