Tras ser abandonado y perder su cola, sus patas traseras y su ojo izquierdo, consigue un hogar

Muchas veces hemos escuchado decir que la actitud que tengamos frente a las distintas situaciones que se nos presente en la vida es un factor muy importante para salir adelante y superar los obstáculos.

Y esta conmovedora historia nos demuestra que es totalmente cierto, especialmente cuando se trata de experiencias que jamás quisiéramos haber vivido porque lamentablemente terminaron en un trágico accidente que nos cambió la vida por completo en tan solo segundos.

Trooper es un perrito que tras ser abandonado en la calle su destino le hizo una mala jugada y aunque, desde ese triste día padeció mucho dolor no se ha dejado vencer.  Ni el dolor ni su discapacidad han sido motivos para empañar su entusiasmo y sus ganas de vivir.

Es un gran ejemplo de lucha.

Después de haber sido abandonado en un parque en Hamilton, Ohio, este amigo canino terminó vagando accidentalmente por las vías del tren y fue entonces cuando ocurrió la tragedia. Perdió sus patas traseras, su ojo izquierdo y su cola.

Este amigo peludo fue salvado por el personal de Animal Friends Humane Society donde recibió el nombre de Trooper.

Afortunadamente, logró sobrevivir al accidente, pero las consecuencias fueron muy graves. Tara Bowser, directora ejecutiva de la organización dijo que las patas traseras y la cola fueron amputadas por el tren.

También su ojo izquierdo fue lesionado por el impacto del tren con su pequeño cuerpo y finalmente, tuvo que ser extirpado quirúrgicamente.

A pesar de sus graves lesiones y su complicado nuevo inicio de vida Trooper se recuperó cómo el gran guerrero que es.

Es un perro maravilloso, un ejemplo de vida. Trooper durante su recuperación mantuvo siempre el entusiasmo y la curiosidad. Después de tan terrible experiencia él seguía listo para recibir los «besos y cuidados » del personal.

En menos de un mes después del accidente, Trooper tenía una silla de ruedas para perros y gracias a su actitud optimista y su espíritu emprendedor enseguida de adaptó a su silla para desplazarse de un lugar a otro.

Animal Friends Human Society compartió el progreso de este cachorro en su cuenta de Facebook, y poco después de su total recuperación una familia se interesó por él para darle un nuevo hogar.

Facebook

Antes de darlo en adopción el personal evaluó a los posibles dueños de Trooper para garantizar que este pequeño no padeciera más dolor. Resultó que esta familia tenía ya experiencia en cuidados de perros discapacitados.

Y Poco después de su total recuperación Tropper fue dado en adopción y ahora vive feliz en un hogar que saben muy bien cómo atenderlo y cuidarlo.

Los milagros existen, y Trooper es uno de ellos, comparte esta emotiva historia con tus amigos. Realmente este amigo peludo es un ejemplo para el mundo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!