Gato gordito rescatado ama mostrar su panza y recibir caricias

Un gato de 8 años, Wilford, fue llevado a un refugio cuando su dueño ya no podía cuidarlo. Llegó enmarañado, sucio y severamente obeso.

Se presume que lo dejaron a su suerte por su condición, el pobre no podía seguir así, estaba sufriendo los estragos de la negligencia de quienes se supone que deberían velar por su salud y bienestar.

El gatito necesitaba desesperadamente un hogar de acogida y atención médica. Lost Dog and Cat Rescue Foundation, un grupo de rescate en Virginia, lo tomó bajo su cuidado.

Ellos no dudaron en hacerse cargo del gato para ofrecerle el tratamiento que requería, su salud estaba en riesgo en caso de que sus hábitos alimenticios siguieran iguales. A pesar de lo que puede haber sufrido, el gato era muy cariñoso, estaba agradecido por la ayuda que recibía.

Hermoso, pero muy descuidado, Wildford es un amoroso gato

gato

Wilford es increíblemente dulce, pero estaba confundido, estresado y abrumado por todos los cambios en su vida.

Jen, la voluntaria de acogida que decidió hacerse cargo de este inmenso gatito, supo desde el primer momento que le esperaba una tarea difícil.

Este felino pesa 12 kilos, pero su peso saludable debería oscilar alrededor de 6 kilos. Es probable que le tome varios años lograr su peso ideal.

Antes de estar listo para comenzar su viaje de pérdida de peso, tiene que superar algunos problemas de salud.

gato

Ha visitado el veterinario varias veces para recibir tratamiento y atención médica adicional antes de que su estado físico finalmente se estabilice.

Una vez que Wilford esté lo suficientemente fuerte, comenzarán a ayudarlo a bajar de peso, lenta y gradualmente. Este amoroso minino necesita perder la mitad de su peso corporal.

Por suerte, se trata de una delicia absoluta y sus cuidadores están muy agradecidos de tener la oportunidad de pasar tiempo con él. El noble gato expresa con sus gestos la gratitud que siente por sus rescatistas, cautiva su corazón simplemente con su tierna mirada.

Sabemos de sobra que su peso atenta contra su salud, pero esto no le impide ser una mascota adorable

Este gatito no tenía problemas de apetito, pero sí que era importante comenzar a cuidar sus raciones, por suerte, Jen encontró una comida húmeda que Wilford estaba dispuesto a comer constantemente.

Además, Jen descubrió que a Wilford le encantan los juguetes, lo cual trae muchas esperanzas para su proceso de recuperación.

Actualmente, este pequeño tiene problemas de movilidad limitada debido a su peso, pero el interés que tiene por jugar y por hacer actividades físicas, será de mucho provecho en su plan de adelgazamiento.

El gato ahora está rodeado de personas que luchan para que recupere su salud y resuelva el problema de sobrepeso que afecta su movilidad y su organismo.

A Wilford le gusta acostarse boca arriba cuando se siente seguro. Voltea voluntariamente sobre su espalda, realmente le gusta esta posición y puede dar vueltas de un lado a otro, esto es una gran muestra de amor y confianza.

Enamórate del dulce Wildford en este vídeo

Es amoroso, capaz de brindar una gran compañía y travieso, no hay duda de que Wilford será una mascota excepcional que superará los problemas de obesidad que ponen en riesgo su salud.

Wildford está en vías de mejorar su vida con amor y cuidados

Afortunadamente este felino recibió ayuda justo a tiempo, está feliz sintiéndose cuidado y amado. Su caso capta la atención de todos los amantes de los animales, que celebran que comenzó un cambio en su vida para ser plenamente saludable y disfrutar de muchas aventuras.

Algunos subestiman el peligro de la obesidad en las mascotas, es importante hacer un seguimiento de su peso y sobre todo, de su salud. Este gato estará en buenas condiciones gracias al excelente trabajo de sus rescatistas.

Más noticias sobre: