Abandonan a una adolorida cerdita con sobrepeso dentro de una jaula, casi no podía moverse

Tener un animalito en casa es uno de los más grandes gestos de amor y responsabilidad, no basta solo con darles comida y techo, sino de brindarle atención médica cuando sea necesario.

Lamentablemente, hay quienes deciden huir ante sus responsabilidades y prefieren abandonarlos dejándolos a la intemperie y padeciendo completamente solos y vulnerables. Esta es la historia de una cerda que fue encontrada en una jaula en Las Vegas, Estados Unidos.

Una cerda con sobrepeso fue abandonada en una jaula.

Al parecer su antiguo dueño la dejó en las afueras de una casa, dentro de una perrera, que se encontraba en condiciones precarias. La cerda estaba muy obesa, debido a su peso y lo reducido de la jaula no podía moverse.

Fue llamada Cupcake.

Afortunadamente, su destino cambio luego que un vecino la viera, no dudó en pedir ayudar y contactar a la organización The Animal Foundation, quienes recibieron la llamada de emergencia y rápidamente se acercaron al lugar. A través de la página de Facebook la organización comentó:

“En un día caluroso en junio, un buen samaritano caminó fuera de su casa y encontró un cerdo vietnamita en una gran jaula de perros. Cupcake había sido dejada allí. Ella estaba sola, incómoda y gravemente con sobrepeso. Cupcake fue rescatada por Control Animal y llevada a The Animal Foundation, donde inmediatamente le dimos toda la atención que necesitaba”.

Cupcake pesaba cerca de 80 kilos por lo que sus movimientos eran muy limitados. Además sus uñas estaban muy largas y sus orejas muy sucias. Necesitaba de un tratamiento especial, mucha dedicación y paciencia para mejorar su estado de salud.

Su mayor reto es encontrar un nuevo hogar.

Por fortuna, está en las mejores manos, ya tuvo sus primeras visitas al veterinario y se espera que dentro de poco se noten los resultados de su recuperación.

“Con un recorte de uñas y comida en porciones, Cupcake está en camino a la recuperación. Necesitará de un dueño cariñoso que la ayude en su viaje de pérdida de peso y le muestre el amor que se merece. Una vez que Cupcake pierda peso, será más fácil para ella caminar, sin mencionar, más agradable. Si bien no podemos borrar el trauma y el abandono que ha experimentado Cupcake, estamos haciendo todo lo posible para compensarlo con amor”. Destacó The Animal Foundation.

La organización rescata miles de animalitos al año, si bien la mayoría logra un final feliz, algunos como Cupcake necesitan más tiempo para recibir un tratamiento especial y puedan encontrar la familia que los ame para siempre.

Gracias al buen samaritano por no actuar indiferente ante un animalito vulnerable a la organización por brindarle una segunda oportunidad.

Los ángeles existen y están entre nosotros. Comparte esta historia y seamos puente de buenas noticias.