Abren un centro de adiestramiento para atender a perritos heridos de los incendios en Australia

Es bien sabido que los incendios forestales en Australia se han convertido en una catástrofe a nivel mundial, miles de hectáreas de tierra han sido destruidas, familias enteras fueron evacuadas de sus hogares y millones de animalitos han perdido la vida, siendo estos los más afectados y vulnerables ante la terrible situación.

El mundo mira consternado cómo un pedacito del planeta queda en cenizas, los australianos se organizan para combatir la batalla, mientras otros tantos vemos impotentes el fuego que devora toda una bella creación de la naturaleza para transformarlo en un verdadero infierno.

A cada perrito se le asigna una perrera.

Todos a su manera quieren colaborar y hacer el cambio, las personas comunes se transforman en héroes mientras que bomberos, policías y centros de atención dan todo para salvar a pequeños seres indefensos que sin poder comunicarse solo cuentan con nosotros.

Por ello, un centro de adiestramiento canino cerca de East Gippesland ha decidido abrir sus puertas para servir como un punto de evacuación de perritos.

Los dueños pueden ir a visitar a sus mascotas las veces que quieran.

Meg Hopman está cargo de las instalaciones, comenta que están recibiendo a todos los perritos perjudicados por los incendios forestales como una forma de ayudar y retribuir a la comunidad.

No podemos negar que en situaciones extremas muchos animalitos son abandonados o separados de sus familias.

Todos los servicios que disfrutan los perritos son sin fines de lucro.

Hopman destaca que el centro de entrenamiento está siendo todo lo posible para aliviar el estrés de los perritos ofreciéndoles un lugar seguro, atención especializada y mucho amor para intentar aliviar tanto sufrimiento.

Esta situación sin duda, pone a decenas de familias en una lamentable situación, pero ahora, podrán estar un poco más tranquilos al confiar sus preciadas mascotas al centro de entrenamiento, quienes se están esforzando por ofrecerles a los peluditos un poco de normalidad.

Muchas personas se han sumado como voluntarios.

El centro de entrenamiento tiene las puertas abiertas para cualquier perrito que lo necesite, muchos han sido rescatados, mientras otros tantos, son dejados por sus dueños temporalmente para alegarlos del peligro de las llamas.

Lo mejor de todo es que el centro de evacuación improvisado para perritos ofrece todos los servicios sin cobrar un centavo.

Algunos perritos han quedado sin hogar, cuando todo se normalice esperan poder encontrarles una familia.

Hopman y todo el personal del centro lo ven como una forma de retribuir al espíritu comunitario que tanto necesita el país. Sin duda, gestos como estos son los que hacen la diferencia. Mil gracias por ofrecer un poco de tranquilidad ante tanto caos a cientos de perritos que lo necesitan.

No dejes de compartir esta nota en tus redes y hagamos posible que más personas conozcan un centro de entrenamiento que apoya a los perritos más vulnerables. Recuerda que somos el cambio que queremos ver. ¡En ti está hacer la diferencia!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!