Acusan al hombre que les arrebató a su perrita y el juez la reconoce como “su hija no humana”

Como todos sabemos, las mascotas son un miembro más de la familia. El progreso social y los avances científicos han disipado en las legislaciones modernas, la perpetuación y sostenimiento de la noción cartesiana de que los animales son mera biología, carentes de cualquier atisbo de sensibilidad o inteligencia.

En este sentido, hoy todas son buenas noticias para nuestros queridos animales de compañía, ya que, en Argentina, un juez finalmente falló en favor de una pareja y su perrita, declarando legalmente a la última como su hija no humana.

Entonces, estaríamos en presencia de la primera familia “multiespecie” de la historia, una que, por cierto, se ha vuelto tendencia en todas las plataformas digitales del planeta.

Según informaron algunos medios de comunicación en la nación albiceleste, “Tita”, como fue bautizado el animalito, murió el pasado mes de marzo de 2020, después de que un sanguinario policía abriera fuego en su contra, en las inmediaciones del balneario Playa Unión de Rawson, en la provincia de Chubut, Argentina.

Sus orgullosos padres en vida, y aún después de la muerte, fueron identificados como Marianella Castillo y Maximiliano Muñoz, quienes, además tienen otros dos hijos pequeños. Ellos Buscaron justicia para su Tita y la encontraron.

La pérdida de Tita dejó un gran vacío en su familia. Lo absurdo de su muerte fue un hecho sin precedentes en la historia del Derecho argentino. Por su parte, el indigno hombre fue llevado ante la justicia.

El presunto agresor fue identificado, a su vez, con el nombre de Elías. Según su propia confesión, ese día se encontraba realizando un recorrido para controlar las restricciones impuestas por el gobierno, debido a la emergencia sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus.

Sin embargo, aún no se conocen las razones que llevaron al uniformado a cometer el repudiable hecho contra un ser inocente. Lo cierto es que, al menos, su acto de maldad no quedó impune, y debió encarar al juez Gustavo Daniel Castro, quien emitió la sentencia de un año de prisión preventiva en su contra.

Después de que fuese puesto a la sombra, Elías declaró no ser un asesino y pidió perdón públicamente a Marianella, Maximiliano y sus dos pequeños. Aseguró que, actuó en defensa propia, un argumento que aún tiene que probar.

“No soy un asesino. Les ruego me perdonen. Ella me atacó y tuve que atentar contra su vida en defensa propia”, dijo Elías.

El propio juez Gustavo Daniel Castro, fue quien concedió a la pareja el fallo de que su perrita “Tita” era su “hija no humana”, reconociéndolos como una “familia multiespecie” debido a la perfecta simbiosis entre ella y sus humanos, además de con las otras tres mascotas que vivían con ella.

“Tita era como nuestra hija y hacer justicia es lo que queremos, si yo no amara a Tita como una hija no estaría acá, somos una familia multiespecie” dijo Marianella

Tras el deceso, Tita fue envuelta en una triste bolsa de plástico y entregada a su familia por Ley Divina y humana. Marianella decidió conservar su cuerpo en el congelador de la vivienda hasta que sea citada por la Justicia.

A pesar de que Tita ya no está en este mundo, su inmolación sirvió para que, al fin, los animales sean declarados como seres sintientes y no como meros objetos. Un gran paso para la humanidad toda, pero que, aún requiere de un mayor examen de conciencia por parte de todos.

¡Qué vivan las familias multiespecie de todo el planeta! Tita estará muy feliz en el cielo por el fallo del juez que ayudará a sus hermanos peludos. Después de un crimen tan doloroso, es reconfortante saber que se hizo justicia. Comparte esta noticia.