Acusan de ladrón al perro callejero hambriento y anciano que se aprovechó del descuido del dueño

¿Te imaginas la desesperación y pesar que sienten miles de perritos sin hogar, al encontrarse completamente hambrientos y desolados?

Esta es la triste realidad a la que se enfrentan muchísimos peluditos en todo el mundo, quienes no tienen la oportunidad de vivir bajo el abrigo de un hogar que cuide de ellos.

Tal es el caso de Saliva, un perrito sin hogar que deambula sin rumbo por las calles de Brasil, en la la región noroeste de Paraná. Este canino ha capturado la atención de miles de internautas alrededor del mundo, tras haber tomado una osada decisión para saciar su hambre.

Todos los días, Saliva llegaba hasta la entrada de una tienda para mascotas ubicada en el vecindario de Nova Esperança. Ahí, el amable propietario del establecimiento, un gran amante de los animales, se asegura de tener siempre un poco de comida y agua para que los perritos sin hogar puedan alimentarse.

Saliva es un perrito de avanzada edad que debería tener una vejez digna

Nunca antes, Saliva había intentado entrar a la tienda de animales y simplemente se quedaba a las afueras, viendo la vida pasar. Pero, hace unos días hubo algo que lo motivó a llevar sus patitas más allá de la zona de alimentos gratis.

Las cámaras de vigilancia del establecimiento capturaron el momento en que Saliva entró a la tienda, aprovechando que el propietario se encontraba ocupado con unos clientes. Llegó hasta el aparador de bocadillos y comenzó a olfatear los empaques cuidadosamente.

Se llevó 4 dólares en productos

Tras su meticulosa inspección, Saliva seleccionó de entre toda la variedad de bocadillos, dos paquetes que sacó con extrema cautela y llevó a la parte externa de la tienda, donde pasarían a ser de su total propiedad.

“Venía como todos los días: comía y se paseaba. Pero no estaba contento solo con la comida. Quería un postre”, bromeó el veterinario, Vinicius Carlos Costa.

Los paquetes de bocadillos que Saliva tomó tienen un coste de 2 dólares, cada uno. Claramente se fue sin pagar nada en la caja, pero es seguro que esos alimentos le causaron la alegría que tanto merece y que no ha podido recibir.

Por eso es que muchos amantes de los animales se han unido en las redes sociales para apoyar a este simpático “malhechor”, que hizo de las suyas para crear consciencia sobre las carencias a las que deben enfrentarse día a día los animalitos que viven en las calles.

“¡No fue un robo! Estos animalitos no tienen consciencia de que tienen que pagar, solo sintió hambre y se llevó los alimentos”, señaló un internauta.

Más que un simple par de aperitivos, lo que Saliva necesita es ayuda urgente, para que nunca más vuelva a padecer a causa del hambre y, sobre todo, para poder ser parte de un hogar.

Los perritos sin hogar la pasan realmente mal y no merecen ser tachados injustamente como “ladrones”

Ayuda a dar voz a todos los animales indefensos que no pueden hablar ni defenderse por sí mismos, ellos te necesitan, ¡no los desampares y comparte para crear conciencia!

Más noticias sobre: