Una adolescente se estrena como madre al rescatar a este diminuto burrito que necesitaba ayuda

La estudiante de secundaria Payton Dankworth nunca imaginó ser madre tan pronto, menos aún de un pequeño burro, pero está chica ha desempeñado su nueva labor con mucho amor.

Desde hace dos semanas Payton tiene a su bebé burrito que llamó Jack, quien parece complacido con su nuevo hogar.

Payton vive en Texas y hace un par de semanas recibió la llamada de un amigo solicitando su ayuda. El chico había encontrado a un pequeño burro abandonado por su madre, que necesitaba cuidados.

El adolescente sabía que su amiga es amante de los animales y no podría resistirse a la ternura del équido.

Según relato el joven, quien vive en un rancho de caballos, había salido a dar un paseo por el lugar cuando se encontró al indefenso y hambriento animalito. Su generosidad no le permitió dejarlo en el camino abandonado y decidió rescatarlo; sin embargo, él no podía conservarlo. Ante esta situación pensó en la dulce Payton.

«Me preguntó si me gustaría intentar mantenerlo vivo. Me dijo que no gozaba de buena salud y que probablemente no sobreviviría a la noche. Soy tan amante de los animales, y no había forma de dejar que ese bebé muriera «, dijo Dankworth.

Aunque en el momento del rescate el burrito estaba un poco débil y demacrado, con los cuidados de la adolescente se ha logrado reponer.

Durante la primera noche del animalito a su cargo, Payton se mantuvo despierta y acurrucada a él como toda una madre.

En intervalos de tiempo la chica intentaba darle algo de comer pero la criaturita se resistía.

Aunque el proceso fue algo complicado, finalmente, el burrito comenzó a alimentarse. Jack recibe una botella de alimento cada dos horas y con el amor y, con toda la atención que le brinda su nueva mamá humana.

Este burrito se recuperó en poco tiempo y ahora disfruta de ser el consentido de Payton, quien lo lleva a todas partes. 

La chica lleva consigo a su bebé burro durante sus paseos en auto. Por fortuna, la familia de la joven posee una casa bastante espaciosa en la cual el animalito parece sentirse muy cómodo.

Este burrito juguetón disfruta no sólo de su mamá, sino de la compañía de los perros de la familia pues le encanta jugar con ellos.

Además, Paython duerme junto a Jack y a uno de sus perritos, en su habitación. Realmente su nuevo hijo la acompaña a todas partes, Pay sólo se aleja de él mientras está en su escuela.

Durante el tiempo de clases la madre de la adolescente se encarga de cuidar al bebé, como una buena abuela.

Pero Jack no ha sido el único beneficiado con esta emotiva adopción, porque desde que Payton recibió a este amiguito ha descubierto cuál será su futuro.

La adolescente desea cuidar de los animales para ganarse la vida. Una labor que seguro desempeñará muy bien, si consideramos la atención que le ha brindado a Jack.

El lazo que han establecido estos dos seres es realmente inquebrantable.

The Dodo

Este pequeño amigo ha sido más que afortunado, de ser un burrito abandonado pasó a ser adoptado por una grandiosa joven que con sólo 17 años se ha comportado como toda una madre. Este es el tipo de acciones que merecen multiplicarse. Así como Paython brindemos amor a los animalitos más necesitados.

Comparte esta historia y ayuda a inspirar a otros con el ejemplo de esta madre adolescente ¡Bravo Pay!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!