Adopta a una lobita desde que fue abandonada cuando era bebé para educarla como un perro

Sabemos que todo perro desciende de un ancestro común: el lobo. Estos animales, de naturaleza salvaje, fueron domesticados durante miles de años para convertirse en otra especie diferente, los que hoy todos llaman «el mejor amigo del hombre», el perro.

Sin embargo, hoy en día, nadie podría confundir a un perrito con un lobo. Para empezar, los segundos son completamente salvajes.

Pero, no en pocas ocasiones, para esta especie la domesticación, podría ser su única salvación. Ya sea porque han sido abandonados por su madre y no podrían sobrevivir solos por no saber defenderse de los depredadores, o porque en su hábitat, la presencia de los cazadores podría ser su peor amenaza.

Este es el drama al que se enfrentó una dulce lobita llamada Kira, que más parece un perro

perro

Kira fue abandonada por su madre con apenas 3 días de nacida. Algo que nos demuestra que la naturaleza puede ser muy desconcertante, a veces.

Para fortuna de la bebé, apareció un ángel, una mujer rusa llamada Alida, quien se enamoró de la cachorrita de inmediato. Decidió llevársela a casa para educarla como un perro, y salvarla así porque sin su madre jamás sobreviviría.

A diferencia de los perros, los lobos no cuentan en sus genes con años y años de domesticación.

Es por eso que para Alida, aunque siempre tuvo claro que no sería tarea sencilla, entrenarla y convertirla en su mascota, fue más que un reto y una auténtica prueba de perseverancia y amor.

La lobita siempre fue muy tímida y celosa de las personas y otros animales

El pasado de Kira era realmente triste, su madre pertenecía a una familia que no la cuidaba. Tras ser abandonada fue salvada por un grupo de rescatistas. Y bajo su cuidado, dio a luz, pero al no estar domesticada no confiaba en sus cuidadores.

Kira y el resto de la camada que nació, no podían ser liberados en su hábitat porque no sabían cazar.

Fue así como, con 28 día de nacida, Alida se la llevó a casa y desde ese momento, decidió hacer de todo para convertirla en su mascota y amiga, y darle la segunda oportunidad que tanto merecía.

El caso de la adopción de Kira se convirtió en un fenómeno viral, y fue cubierto por todos los medios locales rusos, ya que muchos veían con malos ojos qué pasaría con el animalito en un futuro.

Especialmente porque Alida tiene un niño pequeño, y muchos temían que la loba sacara su instinto salvaje atacando al menor en algún «arranque de celos».

Este vídeo fue señalado por muchos, aunque Alida asegura que ahí no hay más que amor entre Kira y su hijo Bogdan:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Алида (@she.s.a.wolf)

Kira acumula actualmente con casi 60.000 seguidores en su cuenta de Instagram @She.s.a.wolf (Ella es un lobo). Y ciertamente, su historia de salvación y domesticación, impresiona a más de uno.

Después de que muchos pensaran que Kira podría ser amenaza para Bogdan, la madre demostró lo contrario.

Incluso ella es la más protectora del pequeño. Así lo explicó Alina en otro vídeo:

«A Kira le parece que estoy perturbando el sueño de Bogdan. Pequeña protectora del sueño».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Алида (@she.s.a.wolf)

A pesar de lo difícil que fue para Alida el domesticarla, al final todos los esfuerzos dieron sus frutos.

Es hermoso saber que Kira ha crecido muy feliz y protegida en un hogar donde no le falta el amor.

Sin embargo, no le faltan los cuestionamientos de quienes le dicen que la loba ya es adulta y debería ser enviada a una reserva especializada en la cría de este tipo de animales.

Alida asegura que Kira es ya todo un perro. Jamás dudaría de que siempre se comportará como tal y es la mejor amiga y protectora que pudo haber conseguido para su hijo.

Recuerda que aunque esta historia tiene un tierno final, nunca es recomendable adoptar animales salvajes como mascotas. Existen personas y centros especializados para garantizar su seguridad y la de los humanos.