Adopta un perrito y recorre el mundo con él, no estaba dispuesto a dejar de valorar a otro amigo

Tom Hurich es un hombre que decidió darle un cambio a su vida en este mundo, se arriesgó por sumarle aventuras y experiencias dejando atrás su vida rutinaria.

Esta idea de nómada le surgió luego de darse cuenta que la vida es efímera y que solo basta una mínima cosa para que todo cambie, y es que efectivamente, con el tiempo, ya nos somos los mismos y muchas de las personas que queremos ya no están.

Hombre decide recorrer el mundo acompañado de un adorable perrito

mundo

Para este hombre todo cambió luego que uno de sus amigos más cercanos falleciera, fue entonces cuando se dio cuenta que somos seres fugaces ante la inmensidad del universo, por lo que comenzó realmente a vivir, para ello, se planteó emprender un viaje épico completamente solo.

Tomó su mochila, empacó unas mudad de ropa, un par de zapatos deportivos, algunas provisiones extras y comenzó a caminar por el mundo.

Para Tom recorrer el mundo más que una necesidad era un tributo al amigo ausente.

Si, a así como leen, este hombre decidió recorrer el mundo caminando. Durante cuatro meses viajó de una ciudad a otra, conoció mucha gente y se sorprendió con la variedad cultural que habita entre nosotros y que muchas veces desconocemos.

Sin embargo, se dio cuenta que algo faltaba en su viaje, más que algo era alguien que se convirtiera en su compañero perfecto y cómplice de aventura. Por supuesto, nada mejor que un perrito para sumarle amor y recuerdos inolvidables a un viaje tan atrevido.

Un perrito es siempre el mejor compañero de viaje, de vida.

Cuando el hombre llegó a Austin, Texas, visitó un centro de adopción, ahí conoció a un adorable ser que de manera inmediata se robó su mirada y conquistó su corazón. Un hermoso perrito llamado Savannah, sin dudarlo, el hombre completó la planilla de adopción y lo convirtió en el protagonista de su viaje.

Esta dupla comenzó un viaje a pie que los ha llevado a recorrer más de 28 mil kilómetros en cinco años. Tienen una ruta establecida, caminar durante 8 horas al día y luego descansar, esta rutina ha hecho posible que hasta conozcan 35 países.

Junto a Savannah disfrutó la diversidad cultural que es latente en nuestro mundo.

La primera experiencia de esta pareja como nómada fue el cruce de Texas a México. Acá se cautivaron entre el tequila, los mariachis y las pencas. Al terminar de abrazar la cultura mexicana caminaron 38 kilómetros durante 72 días hasta llegar a Sudamérica y parte del costa caribeña.

El hombre comenta que Costa Rica fue la etapa más desafiante del viaje, le pareció un lugar muy húmedo y sin viento.

Una aventura que los llevó a recorrer miles de kilómetros y 35 países.

Pese a los choques culturales que pudo enfrentar Tom y su fiel perrito disfrutan al máximo cada experiencia.

Sin embargo, un día todo cambió cuando Savannah colapsó con una hemorragia nasal. Afortunadamente, varios ciudadanos locales lo ayudaron para que su perrito recibiera atención médica veterinaria.

Tras una revisión el veterinario le informó que por poco su fiel compañero de viaje casi muere por la picadura de una garrapata. Por fortuna, Savannah era un perrito fuerte y logró recuperarse.

El viaje de este par culminó en Sudamérica y parte del Caribe para emprender nuevas aventuras en otro continente. Después de dos largos años caminando, tomaron un bote a la Antártida donde continuaron su trayecto hacia Europa. Tom hace una breve mirada en retrospectiva y comenta que las dos cosas que todos quieren es un poco de dinero y pasar el tiempo con su familia.

Para él es una bendición poder contar con un peludito al que ama como a su familia y con quien ha vivido grandes aventuras.