Adoptan al perrito al que su familia abandonó por perder sus patas delanteras

Los casos de mascotas dejadas a su suerte son, lamentablemente, una realidad que se repite constantemente. Como seres humanos, estamos todavía lejos de poder realizar adopciones de animales, responsables y que tengan el bien de la especie adoptada como interés superior.

Sin embargo, el caso de nuestra historia de hoy es una excepción a esta regla. Una historia llena de fuerza, amor y, sobre todo solidaridad, es lo que rodea a la nueva familia de Drax, un canino que perdió sus patas delanteras tras ser arrollado por un vehículo. Desde ese momento sus responsables originales lo rechazaron.

Sin embargo, gracias a este hermoso grupo familiar, Drax, quien ha tenido que pasar por cientos de problemas, hoy tiene la oportunidad de vivir en un hogar lleno de amor y respeto, lejos de la indiferencia de sus antiguos dueños. Ahora, incluso se ha vuelto el principal protagonista de los retratos familiares.

“Hoy Drax celebra la vida junto a nosotros. Es un nuevo miembro y parte fundamental de la familia”, dijeron Mara Moutinho y su marido, Giga, sus nuevos padres adoptivos.

Tras una vida dura a cuestas y tener que aprender a estar sin sus dos patitas delanteras, Drax no solo tuvo una nueva oportunidad de ser feliz, sino que, además este perrito, quien definitivamente nació para brillar, se ha vuelto muy famoso en todas las plataformas digitales posando con mucho estilo para las fotografías.

Drax tuvo la fortuna de encontrarse en un hogar donde es valorado y muy querido, a pesar de su condición. Incluso tiene su propia cuenta exclusiva para él en las redes sociales. La misma ya posee más de 17 mil seguidores. Eso sí, nada de esto fue logrado con facilidad.

Una historia que da cuenta de la indiferencia de ciertas personas, pero que tiene un extraordinario final feliz. Según Mara, Drax todavía era un cachorro cuando fue atropellado.

Los antiguos responsables no se ocuparon de llevarlo al veterinario tras el incidente. Para cuando reaccionaron ya era demasiado tarde: sus patas estaban podridas y los médicos debieron amputarlas.

Drax con Mara y Giga, su amorosa nueva familia

Pero eso no fue lo peor de todo. Una vez que el pequeño fue intervenido, su antigua familia decidió dejarlo solo en un albergue y simplemente se fue para nunca más regresar. Fue justo en ese momento cuando Mara y su esposo Giga llegaron para darle amor al perrito y una nueva oportunidad de ser feliz.

“Como toda una celebridad en redes sociales, este perrito se ha convertido realmente en una estrella. Cada vez que puede se alza con sus patitas traseras para saludar a la cámara”, aseguró Moutinho.

Pero, eso no es todo. Actualmente Drax tiene un nuevo hermanito y amigo, Enrico, el bebé de la pareja que acaba de nacer. Lo cuida con fidelidad y entendiendo que el amor verdadero no sabe de apariencias o discapacidades. Definitivamente, amamos contar estos finales felices.

Drax es hoy un perrito feliz quien, pese a su discapacidad, es capaz de correr, saltar y jugar como los demás caninos de su edad. Además, posa como todo un modelo de revista. Comparte esta bella historia con tus seres más queridos.