Alcalde envía tras las rejas a un perrito callejero por morder a una mujer y prohíbe alimentarlo

El alcalde de Lachingoló en Oaxaca, México, Carlos García Morales, envió tras las rejas durante cinco días a un perrito callejero porque presuntamente mordió a una mujer de la comunidad que lo molestaba en la calle.

Esta acusación fue hecha por los medios locales y la Asociación del Perro Amigo de Oaxaca (Apa-Oax), quienes además denuncian que el alcalde García prohibió que le dieran de comer y beber al indefenso animal.

Las autoridades encerraron al pobre perrito como si se tratara de un peligroso bandido.

Apa-Oax solicitó a la gente de la comunidad, a través de la red social Facebook, que apoyaran llevándole agua y comida al perrito.

Las personas acudieron a colaborar, pero según informó la asociación, los policías comunitarios a cargo del recinto penitenciario municipal no dejaban que los vecinos alimentaran y llevaran agua para el perro.

«Se deshacen de los trastos con agua y comida que le están llevando. Hacemos un llamado enérgico a este par de rufianes, inhumanos, abusivos para que terminen con esas prácticas retrógradas. En su lugar, esterilicen y concienticen para no realizar estos actos que los denigran», publicó Apa-Oax en su página de Facebook.

Esta deplorable conducta llevó a la organización defensora de los animales a acusar a las autoridades municipales de malos tratos hacia el animal y solicitar la liberación del can, pidieron además la intervención del gobernador Alejandro Murat en el caso.

No es la primera vez que el alcalde castigaba tan severamente a animales en condición de calle, como puede verse en el video.

La legislación en Oaxaca en cuanto a todo lo que tiene que ver con maltrato animal es muy clara. Incluyen pena de privación de la libertad para los responsables y pago de multa de hasta 5.000 dolares.

Por esto, el caso pasó a la Fiscalía General del Estado de Oaxaca, quien inició una investigación contra el alcalde de Lachingoló por malos tratos al animal.

El perrito fue llamado Angelito y estaba más que desesperado por conseguir alimento en su solitaria celda.

Muchos internautas empezaron a organizarse en las redes sociales para pagar la fianza del perrito y, después de mucho esfuerzo, lograron sacarlo del encierro comprometiéndose a cubrir los gastos médicos de la mujer afectada por el canino, cantidad que todavía no ha sido revelada.

Fue así como después de cinco días de reclusión, la organización de defensa de derechos de los animales logró que le entreguen el perrito para cuidarlo y posteriormente buscarle un hogar y darlo en adopción.

El animalito presenta lesiones físicas, que se presume pudieran ser producto de castigos recibidos durante los días que estuvo encerrado.

Los activistas muy contentos recogieron al animal, y lo llevaron a un veterinario para que le hiciera una evaluación. Al estar del todo recuperado se dará en adopción inmediatamente debido a que nunca ha mostrado tener un comportamiento agresivo.

Asociación del Perro Amigo de Oaxaca

Sucesos tan lamentables como este deben servir para concientizar a las personas, para que maltratos como los antes mencionados no se repitan nunca más.

¡Comparte esta insólita historia con todos tus amigos y condenemos todo tipo de malos tratos hacia los animales!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!