Alertan sobre cebos perfectos para que perritos mueran envenenados en un concurrido parque

Solo cuando pasan cosas feas recordamos que la gente mala existe. Nos preocupamos más cuando los afectados por actos inescrupulosos son animales, seres inofensivos como ellos no tienen la culpa de algunos perturbados. La noticia de un desconocido envenenador de perros tiene a todos asustados en Marrickville, Australia.

Recientemente fueron encontrados cebos de carne roja y de pollo llenos de veneno para ratas en el Parque Enmore, de Marrickville. Las personas se dieron cuenta por una nota dejada en la cerca del lugar que daba cuenta de lo que sucedía.

Al parecer, un afectado alertaba a las personas, ya que estos parques son muy transitados por perritos y otros animales.

Muchos perritos están en peligro

Las autoridades de la Policía de Inner West han encontrado los cebos envenenados en todas partes, prácticamente el parque está contaminado. Es por ello que han invitado a todas las personas que concurren el lugar con sus mascotas, a que lleven sus perritos al veterinario, aún sin que presenten síntomas de envenenamiento.

Un desconocido alertó a todos

Sin duda, es mejor prevenir que lamentar. Es por ello que la alarma ha llegado hasta los vecinos que están atendiendo a sus mascotas. Hasta ahora hay dos perros que han comido los cebos. Por otro lado, las personas siguen alerta puesto que también se han encontrado rastros de comida envenenada en otro parque cercano, el Enmore Tafe Park.

El Comandante de Policía de Inner West y Crimestoppers, ha insistido en que los vecinos denuncien toda información que se conozca sobre este extraño suceso.

“Qué clase de loco es este que se le ocurre envenenar a los pobres perritos que salen a pasear. Definitivamente, hay toda clase de personas, ojalá lo encuentren pronto y le den su merecido”, mencionó enojada una internauta.

Las leyes australianas son bastante intolerantes con estos casos y el delito de alimentar a un animal con sustancias venenosas se sanciona hasta con 5 años de prisión y con multas que ascienden hasta los 22 mil dólares. Todo esto es conforme a la Ley de Protección y cuidado de Animales, que fue aprobada en el año 2001.

Afortunadamente, las autoridades australianas están encargándose de la situación y además, poseen leyes adecuadas que permiten cuidar de los animales y sobre todo, tomar los correctivos necesarios para castigar a los insensatos que someten a los animales a tratos injustos.

El caso todavía está abierto y las autoridades están en la búsqueda del responsable. Ojalá que den con esta persona que está causando tanto daño en las familias de esta localidad australiana.

Comparte esta extraña historia entre tus familiares y amigos para crear consciencia sobre la necesidad de sancionar los tratos injustos a los animales.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!