Desde que recibió su devastador diagnóstico, su amada perrita no se separa de su lado

El lazo que se va creando entre un perro y un ser humano es muy especial. Este afecto mutuo entre ambos puede ser tan fuerte que influye directamente en los latidos del corazón de los dos. Por ello, las mascotas ayudan a reducir los niveles de estrés y ansiedad en sus dueños.

Nuestra mascota es capaz de identificar cuando estamos tristes o enfermos. Y no solo eso, sino que harán todo lo posible para ayudarnos a mejorar nuestro estado de ánimo, como nos lo muestra la siguiente historia.

Nina y Vivian

Gustavo y Vivian son una pareja brasileña que hace seis años decidió unir sus vidas en matrimonio, pero para aumentar su familia, decidieron adoptar a su perrita Nina poco antes de estar comprometidos.

El futuro de la nueva familia no parecía ser más prometedor pero, desafortunadamente y en un giro del destino, apenas seis meses después de casados, Vivian comenzó a manifestar una inusual debilidad constante en sus piernas.

Cada vez le costaba más caminar, hasta que un día, perdió la capacidad de mantenerse por sus propios pies por completo.

Gustavo y Vivian

“Comenzó a sentir mucho dolor y fatiga, sobre todo en los miembros inferiores hasta que ya no pudo caminar más”, aseguró Gustavo, su esposo.

Inmediatamente, Vivian fue trasladada a un centro de salud para hacer los exámenes de rigor, sin saber que la vida le tendría preparada a ella y a sus familiares una noticia devastadora.

Después de varias pruebas se encontró un tumor de 15 cm que comprimía la columna vertebral de la mujer, amenazando con afectar el pulmón, causa por la que Vivian no podía mover un solo átomo de sus extremidades inferiores.

“Cuando me enteré de mi afección, supe de inmediato lo difícil que sería para Gustavo y para mí, pero también para Nina sobrellevar este asunto”, comentó Vivian.

Estarían por venir días duros y desgastantes de tratamiento y hospitalización, pero Vivian no estaba dispuesta a rendirse. El objetivo de los especialistas era descomprimir la columna vertebral y reanudar los movimientos de las piernas de Vivian, para luego comenzar la quimioterapia.

Nina no abandona a Vivian en ningún momento, se nota el amor de esta perrita

Al salir de su intervención, en plena convalecencia, la inteligente Nina tuvo la corazonada de que su mamá necesitaba de ella, así que se abocó solamente a estar a su lado, una vez que llegó a casa desde el hospital.

Al verla entrar, aún débil por la operación, Nina se aferró con pasión infinita a Vivian moviendo la cola, como embriagada de esa emoción pura y única, que solo el amor más puro entre dos seres vivos puede dejar entrever.

A partir de las muestras de afecto de Nina, la mejoría psíquica de la paciente oncológica fue notable. Estaba mucho más animada y vivaz, optimista, llorando a veces pero, esta vez, con lágrimas de alegría.

¿El amor entre humanos y mascotas puede ser sanador? Al menos así parece demostrarlo nuestra hermosa historia de hoy. Y es que el amor es una fuente de energía vital para todos los seres vivos que cohabitamos este hermoso planeta.

Comparte esta historia con tus familiares y amigos más queridos, porque todos los reencuentros entre seres que nacieron para ser inseparables, siempre son emocionantes y nos llenan de una gran satisfacción.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!