Una mujer mayor detestaba y rechazaba al pitbull de su vecino hasta que le salvó la vida

Si somos realistas, debemos ser conscientes de que los perros de la raza pitbull tienen mala fama. Algunos se cambian de acera cuando ven venir a uno de estos perros caminando de frente.

Y no es solo por su tamaño y su musculatura intimidantes, ya que no sucede los mismo con perros de igual o mayor tamaño como pueden ser el labrador o el pastor alemán que parece ser que son más aceptados por la sociedad. El hecho es que realmente no existen perros pitbulls malos, solo humanos irresponsables. 

Simba es un hermoso testimonio de ello

No se trata de la raza, sino de la manera cómo es educado y criado el animal. Ya que, somos nosotros los humanos quienes discriminamos sin reflexionar acerca de lo que significan verdaderamente las mascotas para nosotros, y todas las lecciones que de ellas podemos aprender.

Simba es un perrito pitbull que vive en un conjunto residencial en Suecia, y que ha sido criado con todo el amor que su humano, Arjanit Mehana ha podido darle, siempre preocupado por su buena educación y su bienestar.

Sin embargo, cada vez que Mehana debe sacar a pasear a su mascota comienza la comunidad a paralizarse de pánico, ya que no a todos los vecinos les cae muy bien la presencia del animal

Sobre todo a una vecina mayor, quien en particular, discrimina a Simba asumiendo que, tan solo por su raza se trata de un perro rabioso y violento.

A pesar de los esfuerzos de Arjanit Mehana por hacerle entender que, por el contrario, Simba es un pero bien educado y gentil, la señora insistía en no ver ni cruzarse en el camino del can, sin saber que el perrito que tanto aborrece sería quien salvaría su vida.

Una tarde, cuando Simba y Arjanit regresaban de su paseo matutino, la relación entre la anciana y el perro cambió sensiblemente cuando pasaron frente a la puerta de su vecina, y el perro se detuvo: había algo extraño en esa puerta que llamó poderosamente su atención.

Por un momento, el hombre pensó que era una respuesta del animal ante los malos tratos de la vecina, pero Simba insistió e insistió en permanecer en la puerta, llegando incluso a pararse en dos patas y rasgarla con una de sus patas desesperadamente.

 Arjanit y Simba

“Fue muy extraña la reacción de Simba, algo definitivamente no andaba bien dentro de la casa”, comentó Mehana.

Fue ahí cuando Arjanit agudizó su oído y escuchó un leve quejido clamando por ayuda desde el interior de la residencia, cuya puerta se encontraba sin seguro por lo que ambos pudieron entrar.

Allí encontraron a la mujer mayor que yacía en el suelo después de sufrir una estrepitosa caída que le lesionó gravemente la pelvis, lo que le hacía imposible moverse. Pero, de inmediato entró Simba y se colocó al lado de la dama para que pudiera apoyarse en él y volver a levantarse.

“Y pensar que siempre lo rechacé y hoy me ayudó salvándome la vida. Ya nunca dudaré de la buena voluntad de este perrito”, comentó la vecina de Arjanit y Simba.

El pitbull es un perro muy peculiar. Como vimos, son capaces de tener una reacción rápida ante una situación que quizás para nosotros sea insignificante, e incluso, salvar vidas. Pero lo más rescatable de ellos como buenos canes es su nobleza y buen corazón.

Comparte esta historia con tus amistades y seres queridos, y si un perro pitbull se lanza sobre ti, de seguro es porque te quiere mucho y quiere darte unos buenos lametones.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!