Desesperada mujer lucha por encontrar a su perro atrapado bajo el hielo de una piscina congelada

Mike Tatum y su esposa, Jennie Esker Tatum, de Tennessee (Estados Unidos), vivieron una de las experiencias más angustiantes después de un simple accidente casero con su perrito Sid.

Nunca imaginaron que un paso en falso podía acabar con la vida del peludo en cuestión de segundos.

Sid es un hermoso pitbull rescatado de las calles, que ahora vivía en la comodidad de su hogar junto a su familia y otro hermano perruno.

Pero el pasado 20 de febrero, después de que cayera una terrible nevada en todo el estado, cuando los dos perritos corrían por los alrededores de la piscina, sucedió algo lamentable.

La piscina parecía estar completamente congelada, pero en realidad solo había hielo sólido en ciertas partes. Esto puede ser muy peligroso, si alguno caía por accidente podía terminar al fondo del agua con una capa de hielo encima sin poder salir por sus propios medios…

¡Como realmente sucedió!

Sid resbaló y comenzaba a luchar por su vida. Su paso desafortunado hizo que cayera bajo la superficie congelada, mientras el otro perrito de color negro veía desesperado cómo su mejor amigo no podía hacer nada por sí solo para salvarse.

Afortunadamente, su dueña apareció como un ángel en el momento indicado. En las escenas grabadas por la cámara de seguridad, se ve cómo viene corriendo y sin pensarlo dos veces, abre con sus manos el hielo desde el borde de la piscina.

Desesperada, hace de todo por capturarlo, pero nada parece funcionar

Ahora salta a la piscina para abrirse paso rompiendo el hielo, pero no hay rastro de su perro; conforme más se adentra en la piscina congelada, se da cuenta que su perro no puede estar tan lejos, pero la angustia se apodera de ella y no sabe en qué punto exacto seguir buscando.

Sabe que cada segundo cuenta, y cualquier decisión en ese momento será crucial para salvarle la vida.

Sid pasó más de 1 minuto bajo el agua suplicando ser salvado

Así que sale de la piscina nuevamente para tener una mejor visión y trata de ver dónde puede estar su perro. Salta de nuevo y esta vez con mejor suerte, rompe el hielo en el sitio exacto.

Finalmente, toma a su perro de las patas, se incorpora con dificultad después de ponerlo sobre el suelo nevado, pero el pobre Sid permanece inconsciente sin reaccionar.

Ella lo toma en brazos y sale corriendo en busca de ayuda. Mientras, el perrito negro observa muy asustado y acompaña a su dueña para darle apoyo.

La angustiante escena quedó registrada en un video que realmente impresiona:

«Casi perdemos a nuestro «pequeño» Sid el jueves por la mañana. Si no fuera por la rápida reacción de Jennie, no estaría aquí», escribió Mike junto al video que ya ha dado la vuelta al mundo.

«Fue horrible. ¡Jennie es realmente asombrosa y tan heroica! Estoy muy agradecido de que estén bien. Sid está traumatizado y no da un solo paso en el patio trasero», agregó.

Como si Sid tuviera ángeles del Cielo dispuestos a ayudarlo en cada momento, inmediatamente después de lo que sucedió en el video, apareció una vecina veterinaria.

Subieron al perrito a su van y lo llevaron a su clínica para estabilizarlo. Después de que Mike subiera el video a las redes, ella comentó:

«Dios mío, Mike, se me llenaron las lágrimas de solo ver eso. No me di cuenta de que estuvo bajo el agua tanto tiempo y estoy realmente sorprendida de que lográramos estabilizarlo. Ahora tiene sentido por qué se descompensó tan rápido cuando lo estábamos cargando en mi coche».

Jennie después compartió fotos de su perrito, ya sano y salvo, y feliz de haber salido librado del peor susto de su vida. ¡Pobre, pequeño! Pero definitivamente, es un perrito muy afortunado, y no puede creer que toda esa angustia sin respirar bajo el agua, ya es cosa del pasado. En lo que respecta a su dueña, se ha ganado la admiración de todos en las redes.

No cabe duda que quien rescata a un perrito de la calle, hará lo que sea por mantenerlo consigo para siempre. Jennie es una dueña ejemplar. ¡Comparte su historia y envíale todo tu amor al hermoso Sid!