Aprueban una ley en Argentina que prohíbe las mutilaciones de los animales por estética

En Argentina, tal parece que, a pesar de todo, se abre una nueva ventana en cuanto a la concientización a la sociedad acerca de los derechos a la vida y al bienestar de los animales por encima de cualquier cosa.

Y es que, lo que a comienzos de año era solo un esbozo legal, hoy es una realidad. A las mascotas argentinas les salió defensa: nunca más les cortarán la cola, les extraerán sus cuerdas vocales para evitar que ladren o amputaran sus uñas para que no arañen.

Es su derecho tener una vida digna y sin abusos

Esta nueva Ley promulgada por el parlamento argentino, que amenaza con castigar a los mutiladores de mascotas, es un ejemplo de que poco a poco los gobiernos de todo el mundo han comenzado a crear medidas para ser más severos con los casos de trato injusto e irresponsable hacia los animales, por parte de los seres humanos.

Emulando una ley estadounidense que estipula como un crimen federal el abuso contra cualquier ser vivo, los argentinos se decidieron por fin a no permitir que los animalitos sufran más vejámenes ni mutilaciones de las partes de su cuerpo: ni de orejas, ni de cola, ni de nada. ¡Enhorabuena!

De ahora en adelante, quien se sobrepase con una mascota deberá pagar multas cercanas a los 50 mil pesos argentinos, algo así como $835 dólares americanos.

También, queda terminantemente prohibido teñirle el pelaje a los gatos y a los perros por moda, es decir, ¡ya no más, basta de abusos!

Esta nueva ley en favor de los animales, fue impulsada, principalmente, por el parlamentario Sergio Abrevaya.

Abrevaya, en un lenguaje más técnico explicó que no serán permitidas las caudectomías (corte de cola o rabo), cordectomía (extirpación de cuerdas vocales), otectomía (corte de orejas), oniquectomía (amputación de garras) y toda cirugía banal, que tenga una intención puramente estética y no la de velar por la salud del animal.

“Solamente aquello que sea prescrito médicamente por un veterinario matriculado será admitido como excepción”, señaló el legislador.

Es tan sencillo tener en cuenta (lo que, lamentablemente, pocas veces se hace) que los animales son seres vivos que sienten y no deben ser considerados como objetos de los cuales hacer gala, sino que ellos también son capaces de sentir alegría, dolor y sufrimiento.

Esto es un gran logro para la nación austral y para América Latina en su conjunto, ya que varios países, entre ellos Colombia, están siguiendo los pasos de sus vecinos del Sur.

Esta prohibición se ha establecido en al menos 18 países, entre los cuales se encuentran Alemania, Bélgica, Brasil, Dinamarca, España de la que publicamos, Grecia, Luxemburgo, Noruega y Suiza.

“Esta nueva ley es un hito en lo que respecta a la conservación de las especies y su normal desenvolvimiento. Solo falta que todas y cada una de las naciones del planeta, se sumen a esta iniciativa”, agregó Abrevaya.

La indignidad y el trato injusto hacia otro ser vivo son, desde todo punto de vista inexcusables.

Ya sea que se trate de un perrito doméstico o de un delfín, pasando por un ornitorrinco, ningún animal debe seguir siendo víctima de la represión de sus derechos a vivir de forma digna, sana y feliz.

Recuerda que, desde la falta de cumplimiento de la Ley, hasta la negligencia o el sadismo, el trato malsano hacia los seres que muchas veces consideramos inferiores a nosotros, puede presentarse de muchas formas.

Sin embargo, lo cierto es que los animales aportan tanto a nuestra existencia, que su vida y bienestar valen tanto o más que el nuestro. Comparte mi historia de hoy con tus seres queridos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!