Arrastrándose con débiles pasos agonizantes suplica a unos rescatistas que le quiten tanto dolor

Para los amantes de los animales nunca habrá un motivo razonable para que algunas personas decidan abandonar a sus perritos como si se tratara de un mueble viejo.

Desafortunadamente, un alto número de perritos tienen que pasar por penurias sobreviviendo en terribles situaciones, al ser abandonados por dueños insensibles que los tratan como si fueran basura.

Tenía grandes ronchas en su piel debido a los parásitos que se lo estaban comiendo.

Nuestro protagonista es uno de esos perritos callejeros que por mucho tiempo estuvo vagando de un lugar a otro suplicando una caricia de consuelo, o simplemente, algo de comer para no morir de hambre.

Fue encontrado por un grupo de rescatistas que al verlo se les rompió el corazón, estaba totalmente desnutrido, enmarañado y con una  mirada tan triste suplicando ayuda.

Los rescatistas llamaron al perrito Leonard.

El estado de salud de Leonard era muy delicado, sus patitas estaban tan inflamadas que apenas podía caminar, estaba cubierto de pulgas y tenía una grave afección de sarna.

Desde luego que el perrito recibió la ayuda que estaba buscando, fue trasladado al centro médico donde le dieron comida y baño muy refrescante. Ta solo estaba comenzado el proceso de recuperación y Leonard ya tenía buena actitud.

Le aplicaron un champú especial para combatir para combatir el problema de sarna.

Leonard rápidamente se dio cuenta que había caído en las manos correctas, al contrario de los seres inescrupulosos que los abandonaron sin ningún tipo de compasión.

El baño permitió que Leonard mostrara su lindo pelaje a pesar de aún estar muy delgado, es un perrito con hermosa combinación de colores que lo hacen ver aún más tierno.

Tiene manchas entre marrón y blanco que lo hacen visualmente muy atractivo.

Al principio Leonard no confiaba en todos sus rescatistas, pero con el paso del tiempo abrió su corazón y se dio cuenta que en realidad todas las personas que lo rodeaban solo querían lo mejor para él.

Leonard demostró que con las personas correctas todos los perritos pueden ser felices.

Sus rescatistas disfrutan ponerle algunos abrigos para protegerlo del frío, algo que el dulce perrito luce muy bien para ganarse los halagos de todos los que se convirtieron en sus ángeles.

Leonard necesitaba una nueva familia permanente.

El centro de rescate dio a conocer que tenían un perrito muy consentido que deseaba tener una nueva familia y sentirse amado.

Por suerte, no pasó mucho tiempo para que una mujer se acercara y quisiera conocerlo, fue una combinación perfecta a primera vista, la mujer lo adoptó y lo convirtió el nuevo y pequeño miembro de su familia. Ahora Leonard disfruta de las comodidades de un hogar y de todo el amor que merece.

No podemos estar más feliz por Leonard, finalmente encontró lo que estaba buscando. Comparte esta nota en tus redes y hagamos viral la increíble recuperación de un perrito que apostó por encontrar un verdadero hogar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!