Arriesga su vida para salvar a 3 perritos en un auto en llamas a punto de explotar

Muchas personas lo pensarían dos veces antes de lanzarse a un auto en llamas para salvar la vida de tres perritos. Sin embargo, cualquiera que sabe lo mucho que significan estos peludos para su familia, no lo dudaría. Peter Koska es un valiente hombre que arriesgó su vida para salvar a los perritos de alguien más.

Peter vive en Massachusetts, Estados Unidos.

Se encontraba en la calle cuando vio que un auto en un estacionamiento se había prendido en llamas. El fuego se propagaba cada vez más rápido y fue entonces cuando un testigo gritó alarmado para decir que allí adentro habían perritos.

Koska estaba yendo al trabajo cuando encontró el auto en llamas.

Sin pensarlo dos veces, Koska se acercó hasta el vehículo. Un auto en llamas puede explotar en cualquier momento y acabar con la vida de cualquiera que se encuentre demasiado cerca, sin embargo, él sabía que no se podía quedar de brazos cruzados.

Parece que el incendio se originó en el motor por problemas mecánicos.

Koska comprobó aliviado que la puerta del auto estaba desbloqueada, así que simplemente abrió y dos de los perros saltaron para salir rápidamente. Por desgracia, había otro peludo que se encontraba muy asustado por las llamas y no se atrevía a moverse. Sólo ladraba desesperadamente pidiendo ayuda.

“Mi hijo tiene un perro que es su mejor amigo. Es parte de nuestra familia. Pensé que esos perros también eran parte de la familia de alguien más”, dijo Koska.

Koska se adentró aún más en medio del fuego y tomó al perro en sus brazos para sacarlo. Una vez que supo los perritos estaban a salvo, se dispuso a tomar sus correas para que no se extraviaran.

Unos segundos después de haber rescatado a los perritos el auto explotó.

Fue un verdadero milagro que todos lograran salir con vida. Uno de los peludos se asustó con el sonido de la explosión e intentó huir lo más lejos posible.

Koska decidió que su trabajo no se había terminado y comenzó a seguirlo para asegurarse de que no se perdiera. Fue un verdadero héroe.

“Probablemente nadie más se hubiese atrevido a hacer algo así. Gracias por ser un héroe”, comentó un usuario en las redes.

Después de la explosión llegó la dueña del auto. Se trataba de una paseadora de perros que se había detenido durante unos minutos para ir a buscar a otra perrita en un edificio. En cuanto vio lo que había sucedido temió por la vida de los animales pero lloró de alegría al saber que el valiente Koska los había salvado.

Todo sucedió demasiado rápido y de no ser por el enorme corazón de Koska, los perros habrían perdido la vida trágicamente. Esto merece ser conocido por el mundo entero. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!