Arrojan 2.000 kg de verduras desde los helicópteros para los animales hambrientos de Australia

Aunque algunos animales han logrado sobrevivir a las devastadoras llamas que han acabado con más de 600.000 hectáreas en Australia, son muchos los desplazados cuyas vidas corren peligro debida a la destrucción de sus habitas naturales.

Frente a esta situación, el Gobierno de Nueva Gales del Sur ha iniciado una operación que está siendo aplaudida por todos.

Se trata de la ‘Operation Rock Wallaby’, cuya finalidad es alimentar a las colonias de wallabies de roca con cola de cepillo a sobrevivir. Así como a las otras poblaciones de marsupiales que han logra escapar de los incendios.

Desde hace unos días, el Servicio de Parques Nacionales y Vida Silvestre de Nueva Gales del Sur ha sobrevolado el territorio para arrojar zanahorias y patatas desde el cielo.

La ayuda ha sido distribuida a lo largo de los valles de Capertree y Wolgan, el Parque Nacional de Yengo, el Valle de Kangeroo y alrededor de los parques nacionales de Jenolan, Oxley Wild Rivers y Currancubundi.

Se estima que más de 2.200 kilogramos de verdura se han arrojado durante esta semana y esperamos que muchos animalitos hayan podido alimentarse.

Matt Kean, ministro de medio ambiente de Nueva Gales del Sur, expresó la agonía que padecen las criaturas al encontrarse desplazados de sus habitas debido a la destrucción.

“Los wallabies generalmente sobreviven al fuego en sí, pero quedan varados con alimentos naturales limitados a medida que las llamas eliminan la vegetación alrededor de su hábitat rocoso. Están bajo estrés por la sequía en curso, lo que dificulta la supervivencia sin ayuda”, dijo Kean.

El ministro también informó que planean utilizar no sólo aviones, sino cámaras para corroborar la absorción de los alimentos y el progreso que vaya teniendo esta operación.

Todo esto, como una de las medidas del plan de recuperación que están ejecutando posterior a los incendios forestales en la zona.

Durante las últimas horas, tres focos se han unido y han creado un monstruo de fuego de 6.000 metros cuadrados. Así que aún queda mucho trabajo por hacer no sólo para que las áreas afectadas se recuperen de la catástrofe, sino para contener las llamas.

Antes de los incendios forestales, el wallaby de roca ya se consideraba una especie ‘en riesgo’ debido a la destrucción del hábitat.

Esperamos este tipo de medidas se sigan tomando y así se ayude y proteja a la vida silvestre gravemente afectada por estos incendios. Recordemos que el asunto no es sólo un problema del los australianos, sino de todos los que habitan este planeta.

Comparte esta historia y mantén informado al mundo de los últimos avances sobre los incendios en Australia ¡Hagamos virales las historias que realmente importan!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!