La koala rescatada por una ciclista muere por un «asesino silencioso» que todos deberían conocer

Las malas noticias no dejan de llegar desde Australia y en esta ocasión se trata de una de las koalas que causó alegría en las redes tras darse a conocer su rescate de los incendios forestales. En esta oportunidad vuelve a llegar su caso a los medios pero para informar sobre su trágico fallecimiento a causa de un asesino silencioso.

El nombre de esta ternura era Arnie, la koala rescatada en el mes de diciembre en una carretera al Sur de Australia.

Arnie fue encontrada por la ciclista Anna Heusler en Norton Summit Road. Mientras Anna cubría una ruta con sus amigos fue sorprendida con la koala desesperada que se trepó a su bicicleta en busca de un poco de agua.

Las imágenes de Anna calmando la sed de la criatura dieron la vuelta al mundo, sin imaginar que esto le ocasionaría la muerte.

Después de ser auxiliada, Arnie fue llevada a un refugio para atender unas leves quemaduras que presentaba en las manos y pies debido a las llamas que han azotado la zona. Tras semanas de haber estado en el refugio, un portavoz de Animalia Wildlife Shelter ha dado la terrible noticia.

Arnie falleció debido a una complicación en sus pulmones producida por haber tomado agua directamente del termo en el momento del rescate.

Sin intención de señalar a nadie la propietaria del refugio, Michelle Thomas, decidió compartir la noticia para informar a la población sobre los peligros y proteger la vida silvestre.

“Sólo intentaban ayudar. No sabían que es peligroso para los koalas beber de esta manera. No sabían que los koalas generalmente obtienen la mayor parte de su agua a través de las hojas de goma que comen y que a menudo no beben agua, pero cuando lo hacen, están boca abajo y lamiendo pequeñas cantidades con la lengua”, comentaron en la publicación.

Según señalaron los expertos, cuando los koalas suben su cabeza y absorben agua a la vez, esta puede ingresar a sus pulmones y causarles neumonía por aspiración y en el caso de Arnie esto fue fatal.

La koala desesperada tomó mucho líquido en el momento en que fue auxiliada y “a pesar de un enorme esfuerzo de rescate que involucró a los tres servicios de emergencia y rescatadores de vida silvestre, murió… más específicamente se ahogó”, escribieron en la publicación.

Thomas alertó a la población a dar agua a los koalas de modo correcto para evitar otras perdidas innecesarias.

No estamos diciendo que no les den una bebida, estamos diciendo que no la den de ese modo, debe estar en un tazón. Es completamente seguro para ellos sacar agua de un tazón”, escribió Thomas.

Todos sabemos que en los angustiosos momentos que se viven en el país, puede que al rescatar a una criatura como esta no se tenga a la mano un bol. Sin embargo, Thomas dio otras indicaciones.

“Si no está cerca de la ayuda, entonces la mejor manera de hidratar a los koalas es colocar al animal en el suelo y verter el agua en un sombrero/ casco/ taza, etc. Y sostener al koala con la cara boca abajo. Recuerda que los koalas son arbóreos y nocturnos. Si ve a uno sentado en el suelo durante el día, póngase en contacto con una organización de rescate de vida silvestre”, puntualizó.

Todos queremos ayudar pero es importante hacerlo del modo correcto. Comparte esta nota y ayúdanos a evitar futuras pérdidas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!