Aterrado gatito termina con sus cuatro patitas congeladas en la nieve sin poder moverse

Sergey Baranov y su esposa Yelena son una pareja de Siberia que lograron salvar la vida a un gatito. Todo comenzó como un día normal pero antes de ir a trabajar, Sergey decidió dar un vistazo bajo el auto para asegurarse de que no se encontrara ningún animal allí.

Enlaces patrocinados

La noche había sido bastante fría y a menudo algunos peluditos sin hogar recurren al calor de los motores para poder sobrellevar las bajas temperaturas. En efecto, un asustado gatito estaba allí completamente paralizado.

“Siempre comprueben lo que hay bajo sus coches antes de arrancar el motor”, recomendó Sergey.

Durante los primeros minutos, la pareja no comprendía por qué el gatito no se movía ante la presencia de los humanos. Intentaron llamar su atención pero como todo parecía en vano decidieron mover el auto con mucho cuidado.

Fue así como se dieron cuenta de que el problema era mucho más grave de lo que habían imaginado. El gato tenía sus patitas completamente congeladas por el frío. Se veía muy asustado pero por más que lo intentaba no lograba moverse.

“Debió llegar en la noche, buscando un lugar cálido. Se durmió y todas sus patitas se congelaron por la mañana”, explicó Sergey.

Enlaces patrocinados

Sergey y su esposa intentaron tomarlo con sus brazos pero temían hacerle daño si realizaban algún  movimiento incorrecto. Buscaron un poco de agua caliente en casa y comenzaron a verterla suavemente sobre la zona para ayudar a que las patitas se descongelasen poco a poco.

No fue tarea sencilla pero finalmente lo lograron. A pesar de que ya se encontraba en libertad, el afectado gatito seguía sin poder mover sus extremidades.

La pareja lo tomó en un mantita y lo llevaron a su casa para brindarle algo de calor. Por unos momentos, pensaron que habían llegado demasiado tarde pero unos minutos después el alegre gatito ya había vuelto a ronronear en señal de agradecimiento.

Enlaces patrocinados

Lo llevaron al veterinario y allí los felicitaron por su astuto rescate. En situaciones así es necesario actuar lo más rápido posible.

De haber esperado unos minutos más, era posible que el pobre gatito perdiese la vida por hipotermia.

Enlaces patrocinados

El adorable gatito tenía tan sólo 7 meses y recibió el nombre de Semyon. Los veterinarios le dieron una inyección antiinflamatoria y logró recuperarse por completo. Tan sólo un par de días después fue adoptado por una joven y ahora lleva una vida feliz, a salvo de los estragos del frío.

Nunca dudes en brindarle un poco de tiempo y amor a un animalito en apuros. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!