Aterrorizado perrito es dejado en un refugio para ser sacrificado porque escarbaba en la basura

Para algunos sus mascotas llegan a formar parte de sus propias familias y lejos de verlas como una propiedad, establecen con ellas lazos de parentesco. Pero esto no ocurre en todos los casos y hay dueños que terminar por dejar a sus perritos en refugios, argumentando una u otra razón para ya no quererlos.

Esta circunstancia la ha atravesado Coby, un perrito de dos años que fue dejado en un refugio para ser dormido por una causa que nos ha parecido algo absurda.

Al parecer su familia estaba disgustada con el peludo por haber cavado entre la basura ¡Sí! Por sorprendente que parezca, para estas personas esa fue una razón justificada no sólo para desprenderse de la criatura sino para sentenciar su vida a muerte.

El peludo fue dejado en el refugio del condado de Fairfield en Carolina del Sur, pero su ex dueño mostró la intención de dormirlo “si fuese necesario”.

En ocasiones, los dueños toman ese tipo de decisiones porque ya no tienen los recursos para mantener a sus mascotas o deben mudarse, algún miembro de la familia desarrolla alguna alergia u otras razones. Pero no lo dejan en un refugio por hacer travesuras de perros.

Coby estaba tan confundido y aterrorizado una vez que estuvo allí que simplemente se sentó y miró la pared.

El can no hacía contacto visual con nadie y posiblemente haya estado expuesto a malos tratos en su antigua casa.

«Estaba muy asustado… casi como lo estaría un perro salvaje… pero ni una sola vez gruñó o intentó morder. Quería esconderse debajo de la cama elevada o huir cuando salimos. Seguía intentando masticar la correa y no nos miraba», escribió en Facebook Samira El-Hage, una de las voluntarias del refugio.

Al darse a conocer la historia de Coby, muchos se sintieron conmovidos y las postulaciones para brindarle un hogar comenzaron a llegar

Entre los postulantes estaba Leigh Maddox, fundador de Compassion For Pets Of Delaware. Maddox sabía que podía encargarse de Coby para que no pasara ni un día más en el refugio. Pero además le enseñaría comandos básicos para que fuese un perrito más educado, él le enseñaría lo que sus dueños no se molestaron en enseñarle.

Una organización dedicada a los traslados de mascotas y la reubicación en hogares, Pilots N Paws ayudó a transferir a Colby a Delaware y en la ciudad conoció a Olivia Fritz, su nueva madre adoptiva.

«Pensé que si lo abrazaba y lo besaba, él sabría que era amado… pero es mucho más que eso. Espero que el daño que sufrió se pueda superar, pero no será de la noche a la mañana «, dijo Fritz.

Publiée par Samira Yaghi sur Samedi 1 décembre 2018

Coby tiene un largo camino por recorrer pues más que lesiones físicas, este pequeño carga con un corazón destrozado por lo que vivió con sus antiguos dueños. Sabemos que su confianza hacia las personas se podrá ir restableciendo paulatinamente y nos alegra saber que cuenta con una verdadera familia que está dispuesta a ayudarlo y dejar atrás todo su pasado.

Comparte con tus amigos esta noticia e invítalos a denunciar todo tipo de injusticia hacia los animales. De no haber sido dejado en el refugio, Coby aún seguiría sufriendo al lado de sus dueños.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!