Atrapada entre escombros ataca a sus rescatistas porque su amor de madre era mucho más fuerte

La historia de los animales rescatados siempre comienza a contarse desde el momento en que son salvados pero nadie puede descubrir a ciencia cierta todo lo que estas criaturas habían tenido que vivir en su pasado, de ser así seguro más de uno contaría una verdadera historia de lágrimas. Por ese motivo no siempre los rescates son tan fáciles como todos quisieran.

Algunos animales son muy escurridizos y hasta violentos durante su rescate.

Tal fue el caso de una gatita recién dada a luz que fue capaz de convertirse en una fiera para proteger a su cría.

La celosa madre fue encontrada entre unos escombros de una propiedad deshabitada en la ciudad de Indiana (Estados Unidos), los vecinos la habían reportado a un grupo de protección animal después de escuchar sus inclementes maullidos de auxilio.

Ella sólo temía por su bebé.

La gata necesitaba ayuda pero su temor a ser lastimada o perder a su gatito la mantenía en una actitud arisca. Había hecho de una caja de madera su propio refugio y nadie podía acercarse, aunque era evidente que sufría mil y un penurias. Por ese motivo, los vecinos decidieron pedir ayuda a profesionales.

“Si alguien se acercaba a un metro de la ‘casa’ de madera contrachapada de mamá, ella salía corriendo, gruñendo y lista para atacar”, describió un rescatista.

Momento después de su captura.

El complicado rescate estuvo a cargo de Catsnip, expertos en salvar la vida de gatitos. Estos chicos supieron qué hacer perfectamente para atrapar a la difícil felina y apelaron a su instinto materno para lograr engañarla y hacerla entrar en la jaula en la cual la trasladarían a un lugar seguro.

“Pusimos el teléfono al final de la trampa con la pista de un gatito maullando y 20 segundos después, ella entró corriendo“, revelaron.

La madre fue vilmente engañada pero por su bienestar.

Después de tener a mamá e hijo en su poder, esta familia felina fue evaluada y alimentada con comidita y mucho amor. Pronto el personal descubrió que esa agresividad de la gatita era sólo una coraza pues realmente habían encontrado a una minina amorosa.

“Descubrimos que mamá es súper dulce, le encanta que la acaricien y ronronea más fuerte. Estaba aterrorizada y protegiendo a su bebé. Estamos muy felices de que todo salió bien y de que estos dos estén a salvo”, declaró un voluntario de Catsnip.

Los rescatistas asumen que la angustia de la peluda y ese celo desmedido por su cría se debía al fallecimiento de sus otros mininos.

Aunque no puedan estar seguros de cuántos gatos había tenido, lo cierto es que estas criaturas suelen parir entre 4 y 5 bebitos. No existe un número fijo pero es poco probable que ella tuviese a ese sólo gato.

Por fortuna, el celo y temor ha quedado en el pasado, pues ahora la madre sabe que esas personas sólo querían ayudarla y poco a poco se han ganado su confianza. Aunque los rescatistas declaran que la minina prefiere no separarse ni un instante de su pequeño, ella quiere tenerlo siempre a la vista.

La gatita sufrió una gran transformación y ahora está feliz y radiante con su pequeño, comparte su caso y envíale todo tu cariño.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!