Ayudan al gato herido que siempre se posaba en su ventana suplicando atención y cariño

Es bien sabido que los gatos son seres sensibles con una increíble capacidad para percibir la energía de alguien, por ello, muchas veces son ellos quienes terminan escogiendo a sus futuros padres humanos.

Al menos así lo hizo un adorable gato naranja que se hizo amigo de una niña después de aparecer constantemente por una de las ventanas. La pequeña lo comenzó a alimentar y al poco tiempo se fue creando un hermoso vínculo.

El gato regresaba todos los días para ser alimentado por la niña.

Un día la niña y su familia notaron que el gatito estaba muy lastimado por lo que decidieron atraparlo para brindarle toda la ayuda que necesitaba.

Lo trasladaron al centro de rescate Little Wanderes NYC, donde recibió atención médica. Un portavoz del centro de rescate comentó:

“Little Wanderers no se hace la vista gorda con los gatos amistosos en la calle. Carlton, el gato naranja, estaba enfermo y tenía un gran corte detrás de la oreja que requirió suturas”.

Tras una serie de exámenes determinaron que tenía el Virus de inmunodeficiencia felina (FIV), afortunadamente, esto no le impide llevar una vida como cualquier otro gatito. Procedieron a curar sus heridas y en buscarle un hogar de acogida.

Carianne, una voluntaria del centro de rescate se ofreció llevárselo a casa, solo era cuestión de tiempo para que sanara por completo y encontrara un hogar definitivo. Carianne destacó:

“Una gran parte de su cabello estaba enmarañado y la herida de la oreja necesitaba una limpieza alrededor de las suturas. Le faltan muchos dientes, pero amaba la comida que le di. Fue fácil ganarse su confianza porque realmente ama a la gente. Es tan dulce”.

Carlton era muy tímido pero siempre se mostró muy receptivo con sus rescatistas. Poco a poco fue sanando y revelando su personalidad juguetona, los días de hambruna y malos tratos eran cosa del pasado. Ahora estaba rodeado de personas maravillosas que le demostraban todo su amor.

Es un gatito muy consentido y tranquilo.

A este hermoso peludito le encanta estar acompañado de personas, siempre está buscando atención y que lo mimen constantemente. Ama ronronear y comer golosinas.

“Es como un gran león de montaña amistoso. Te dará un cabezazo si no lo acaricias lo suficiente y se dejará caer de espaldas para que le froten la barriga. Es un gato perfecto. Quien lo adopte tiene mucha suerte”. Dijo Carianne.

Gracias a todos los cuidados de su madre de acogida y el centro de rescate, Carlton se ha recuperado por completo. Esta listo para ser parte de una familia que lo haga aún más feliz y lo ame incondicionalmente.

Visita sus cuentas de Facebook e Instagram para que conozcan su labor y anímate a transformar la vida de un peludito.

Ningún animalito merece estar en la calle. Adopta con responsabilidad y salva una vida. ¡Comparte!