Badger, el cocker spaniel abandonado en un balde, ahora es un excelente rastreador de la Policía

El destino de Badger parecía estar marcado por la saña y el desamor con el que unas personas lo habían dejado dentro de una cubeta a expensas de que sufriera el peor de los finales. Sin embargo, la vida le dio otra oportunidad a este cocker spaniel y ahora disfruta felizmente de lo que significa ser verdaderamente amado.

Badger es de la ciudad de Redhill, en Surrey (Reino Unido).Badger

El perrito fue encontrado en un jardín, dentro de un balde junto a otros dos cachorritos más que también fueron rescatados de inmediato.

Para el momento en que los hallaron, Badger y sus hermanitos tenían serios problemas en la piel a causa de la sarna que padecían. Pero además de ello, los canes también presentaban desnutrición e infección en sus ojitos y oídos.

El panorama no parecía muy esperanzador para ellos.

La persona que los encontró los reportó ante la RSPCA, cuyos voluntarios acudieron de inmediato al lugar para rescatarlos. Los tres canes fueron atendidos en un refugio de la fundación, en donde se encargaron de rehabilitarlos para reubicarlos en hogares definitivos.

Dustin (ahora Badger), Lucas y Mike (bautizados así en honor a los personajes de Stranger Things), fueron enviados al cuidado de unas familias amorosas que se supone velarían por ellos.

Pero por una u otra razón el pequeño Badger no corrió con esa suerte.

Por problemas de incompatibilidad, el Badger no pudo continuar con su familia adoptiva y regresó al refugio. Fue en ese momento que uno de los voluntarios creyó conveniente que el can prestara servicio en la Policía.

Resulta que Badger era un cachorro bastante enérgico y seguramente se sentiría en confianza junto a los oficiales, debido a la vida tan movida que se lleva en cualquier departamento policial.

Esa fue la mejor idea que pudo habérseles ocurrido.

Según relató Jo Douglas, miembro del  Millbrook Animal Center de la RSPCA en Cobham, Badger era inquieto y le encantaba olfatearlo todo, y solo con esas características sería el miembro ideal para la Policía.

“Siempre estaba en movimiento y necesitaba estimulación constante; era demasiado para sus adoptantes, así que regresó con nosotros. Lo mantuvimos ocupado escondiendo pelotas de tenis por el centro y jugando juegos de esencias con él”, recordó Jo.

Efectivamente, Badger congenió por completo con sus nuevos compañeros y su integración en la unidad canina fue todo lo que el peludo necesitaba para canalizar todas esas energías.

Actualmente, Badger no es ni la sombra del can demacrado que encontraron en aquella vieja cubeta. El peludito se destaca dentro de la Unidad de Perros de la Policía de Surrey y Sussex.

El perrito hace de todo para cumplir con cada misión.

Steph Barrett, uno de los oficiales que trabaja en la Unidad con el cocker, comentó cómo ha sido su desenvolvimiento en el grupo y lo comprometido que el can está con su trabajo.

“Después de mucho amor y entrenamiento, ha recuperado la confianza en los humanos. Todavía tiene ese lado descarado, pero está obsesionado con el trabajo. Me hace sonreír todo el día”, relató Barrett.

Badger ya alcanzó sus 20 meses de edad y recientemente se graduó como un perro policía, está listo para combatir a los delincuentes y la noticia no ha dejado de enorgullecer a su cuidador en el refugio, Jo.

Además de todo este amiguito está cada día más apuesto.

De hecho, el hombre fue invitado por la policía de Surrey y Sussex a una presentación para que viese a su perrito rescatado en acción.

“Tuve la suerte de ir a visitarlo cuando estaba entrenando y fue increíble verlo trabajar. Ese día, incluso encontró varias sustancias y objetos prohibidos; ¡es un chico tan inteligente! Cuando se graduó, la policía nos envió una copia de su certificado y una foto oficial de él que ahora tenemos colgando en un lugar de honor en Millbrook. Estamos muy orgullosos de él”, dijo Jo.

Badger ya ha destacado dentro de su trabajo, ayudando a sus compañeros en misiones realmente importantes y todo eso ha hecho que se gane el respeto y admiración de muchos. Aunque su principal admirador será siempre su antiguo cuidador.

“Ha sido increíble ver la transformación de un cachorro asustado y pobre en un héroe valiente e inteligente en la lucha contra el crimen”, dijo el rescatista.

Esta no es la primera vez que la RSPCA ve a uno de sus perros rescatados convertirse en perro policía. Pero no por ello dejan de sentirse felices y conmovidos con la transformación que demuestran los peludos, y Badger es testimonio vivo de ello.

La labor de esta organización es hermosa pero recuerda que todos podemos hacer parte de estas transformaciones. Adopta y socorre a un perro y verás cómo serás tú quien obtenga la mejor recompensa.