Una gigantesca ballena jorobada salta al lado de un pequeño bote ante el asombro de un pescador

¿Te imaginas estar tranquilo disfrutando de una hermosa tarde de pesca en tu pequeño bote y que de pronto emerja una ballena de cientos de kilogramos a escasos metros de tu embarcación? Pues eso fue lo que le ocurrió a este pescador en la Bahía de Monterrey, en Canadá.

La primavera y la cercanía del verano, hacen renacer la vida de las formas más mágicas a las que la naturaleza nos tiene acostumbrados. La Bahía de Monterrey, en el gigante país del norte de América, es uno de esos lugares donde la vida se realiza un auto homenaje con imágenes que nos quitarían el aliento y embriagarían cada uno de nuestros sentidos si tenemos el privilegio de pasar un tiempo contemplando y disfrutándolo.

La observadora de ballenas Kate Cummings y el fotógrafo Douglas Croft vivieron un momento único.


Los incipientes calores de la primavera coinciden con la temporada del salmón y también es el momento en el cual la ballena jorobada, vuelve a estas aguas en busca de alimento. Por esta razón no es raro que coincidan en una misma escena, estos mamíferos gigantes de los océanos y cientos de botes de pesca que esperan por el salmón.


Tanto Kate como Douglas se encontraban disfrutando del hermoso paisaje, cuando de pronto una ballena emergió al lado del bote de un pescador pasando varios metros por encima de éste.

Las ballenas jorobadas pueden medir hasta 15 metros y pesar hasta 30.000 kilogramos.


La pericia del fotógrafo y también la necesaria dosis de suerte, hicieron que el espectacular momento quedara retratado para que todos nosotros podamos maravillarnos una vez más con nuestro mundo, valorando lo increíble que es la vida y nuestro planeta. Y, por qué no, tomemos las medidas necesarias para minimizar nuestro impacto y contribuir para que imágenes como estas no continúen desapareciendo como tristemente ocurre en forma cotidiana a lo largo del planeta.

Basta observar las imágenes y el video, para sentirnos pequeñitos al lado de nuestro mundo.

Pero me gustaría proponerte un ejercicio: imagina ser tú la persona en el bote: ¿cómo reaccionarías ante esta majestuosa aparición a tan sólo metros de ti? En mi caso, creo que quedaría completamente petrificada y sin aliento. Una mezcla de inmenso respeto y admiración. ¿Y tú?

“¡Fue muy emocionante! La temporada de salmón coincide con la época en que las jorobadas regresan a la Bahía de Monterey para alimentarse durante el verano y había cientos de botes en la pesca de la bahía”, dijo el afortunado fotógrafo de 60 años.


Afortunadamente, este increíble acontecimiento no hizo naufragar al pequeño bote y, después de un gran movimiento en el agua, el mar recobró su absoluta calma.

“¡La ballena es enorme! Si yo hubiera sido el pescador, probablemente necesitaría ropa interior nueva”, mencionó el fotógrafo.

Douglas Craft

Sin duda alguna, no hay nada más impresionante que ser testigo de las maravillas de la naturaleza cara a cara, aunque eso involucre el encontrarse solo ante una gigantesca ballena.

¡Comparte esta insólita historia con todos tus amigos y nunca dejes de sorprenderte con la naturaleza!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!