Bañada en alquitrán y petrificada como estatua al borde de la carretera, pero alguien se detiene

Toda organización tiene siempre un fin bastante claro y por lo general se centran en atender las necesidades de determinado grupo pero, como su esencia es ayudar, no dudan ni un segundo en salirse de sus parámetros siempre que sea con el fin de hacer el bien.

Precisamente esto es lo que han hecho los voluntarios de Animal Rahat, una organización din fines de lucro en la India que se encarga de rescatar a animales menos favorecidos en el país asiático.

Sus voluntarios lo entregan todo por ayudar a los menos favorecidos.

Animal Rahat atiende a criaturas comi bueyes, burros, caballos y otras utilizadas para el trabajo duro. Pero ellos no pudieron negarse a actuar cuando se encontraron con la triste historia de una perrita que han llamada Champi.

La peluda estaba a la orilla de una carretera en SolapurIndia, cuando un voluntario de Animal Rahat la divisó, su estado era espeluznante.

Esta amiguita pasó un trago bastante amargo en su pasado.

Champi apenas podía moverse pues estaba cubierta completamente de alquitrán, una sustancia líquida bituminosa que se obtiene de la destilación de ciertas materias como la hulla y el petróleo.

“Estaba pegada al pavimento, no podía moverse, cubierta con alquitrán de hulla y escombros”, explicó esta organización en un vídeo publicado en sus redes sociales.

La perrita ni se distinguía.

El olor del alquitrán es fuerte y tóxico así que era evidente que en esa condición la perra corría un grave peligro. Aunque no es una de las criaturas a las que suelen rescatar, estas personas luchan por los derechos de todos los animales así que no la dejarían sola.

El voluntario la llevó a un lugar seguro y con otros compañeros comenzaron a atenderla, les tomó unos cuatro días poder limpiarla pues el alquitrán estaba por todas partes.

Estas personas decidieron salvar a Champi.

Champi estaba muy nerviosa y no era para menos, así que utilizaron aceite vegetal y de coco, además de mucha paciencia, para poder atenderla.

“Champi debe haber estado muy incómoda, pero fue valiente a pesar de todo”, describen en parte del vídeo.

Después de estar libre del alquitrán, Champi quedó con algunas lesiones en su cuerpito y evidentemente su pelaje estaba bastante deteriorado. Sin embargo, con el amor y los cuidados necesarios esta perrita ahora luce realmente hermosa y feliz.

“Ahora, su pelaje ha vuelto a crecer y pasa sus días corriendo por los campos en su nuevo hogar y jugando con sus amigos animales, incluidos algunos pollos rescatados. Nada puede impedirle vivir su mejor vida”, sentenciaron.

Champi se salvó de morir sofocada pero además encontró un nuevo hogar.

Uno de los rescatista que ayudó en su recuperación decidió llevarla a casa. Él sabía que estaba frente a una perrita bastante especial y con un espíritu valiente que merecía dejar atrás todo lo su frío en el pasado. Se desconoce quién pudo haberle hecho eso o cómo fue que pudo llenarse del alquitrán.

Champi pudo morir pero eso no estaba en su destino, comparte su increíble recuperación con todos tus amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!