Una valiente bebé elefante arriesga todo para salvar a un hombre a punto de ahogarse

Los elefantes son unos de los mamíferos más inteligentes que existen en la naturaleza. En innumerables ocasiones han asombrado al mundo con sus complejas relaciones dentro de sus manadas, con lo amorosos que son con su familia y porque han mostrado tener una gran sensibilidad con todos los seres vivos, sin importar su tamaño o especie ellos siempre están dispuestos a ayudar.

Al menos, esto fue lo que sucedió recientemente con una pequeña elefantita, llamada Kham Lha, que no dudó ni un minuto y se aventuró a rescatar a un humano en peligro sin importarle separarse de su familia. Todo sucedió en el Parque Natural de Elefantes de Tailandia, lugar que alberga a muchos elefantes que han sido rescatados de la grotesca industria del marfil y del turismo animal.

Aunque el parque es un lugar seguro en el que los elefantes pueden tener una segunda oportunidad para vivir felizmente, en ocasiones puede resultar peligroso para los humanos que caen en los ríos de la reserva. En una tarde soleada una bebé elefante salió a pasear con su manada, de la cual no se separa jamás. Todo marchaba con normalidad hasta que vio a un hombre que parecía estarse ahogando en el río. Inmediatamente, el tierno mamífero se alejó corriendo de su familia para llegar hasta donde se encontraba el hombre y así poder ayudarlo.

La corriente del río era bastante fuerte y dentro se podía ver a un hombre desplazándose a gran velocidad. La dulce Kham Lha hizo un leve sonido de alerta con su trompa, probablemente para avisar a su familia de lo sucedido, y se lanzó al agua para lograr alcanzar al hombre y rescatarlo.

Elephant Rushes To Guys Rescue

This elephant thought a swimming man was in trouble, and rushed to his rescue ❤️️🐘Elephant Nature Park

Publiée par UNILAD sur Vendredi 27 octobre 2017

No obstante, todo fue una falsa alarma y el hombre no tenía ninguna dificultad para nadar, pero al ver al animalito corriendo desesperadamente hacia él, no pudo hacer nada más que sonreír en agradecimiento y aceptar su ayuda.

La elefantita llegó hasta el hombre lo más rápido que pudo y acercó su trompa para que pudiera sostenerse. Además, también se colocó cuidadosamente sobre su cuerpo para que no continuara siendo arrastrado por la corriente.

El hombre tomó la trompa de Kham y se abrazó a su cuerpo, sintiéndose más que enternecido con tan singular gesto.

Sin duda alguna, esta es una muestra más del gran corazón que tienen los animales. Sin importar el sufrimiento por el que han pasado a manos del hombre, ellos siempre están dispuestos a perdonar y a ayudar a los demás. Aprendamos de ellos y seamos mejores seres humanos.

¡Comparte esta emotiva historia con todos tus amigos y siempre ayuda a los animales necesitados!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!