Esta bebé y su perrito sordo y ciego comparten un vínculo especial que conmueve al mundo

No es secreto para nadie que el vínculo entre una mascota y su amoroso dueño es algo hermoso, una amistad donde ambos ven lo mejor del otro y se sabe que siempre estarán para ayudarse. Pero a veces, hay vínculos inusuales que valen la pena mencionar, tal como la de Echo y Jennie.

Esta es Jennie y Echo, su amiga inseparable

Echo es una gran danés que tuvo unos inicios de vida muy duros, comenzando con que nació sin poder ver o escuchar, y por estas razones el refugio donde habitaba tomó la decisión de ponerlo a dormir porque se consideraba que no podría tener una vida completa y nadie nunca la adoptaría.

Cada día en la vida de Echo es un reto

Tal noticia llego a oídos de una joven llamada Marion Dwyer, quien consideró que esta perrita tenía todo un futuro por delante y que estos problemas no la detendrían ante el hecho de tener una buena vida, así que tan pronto como pudo la rescató de ahí.

Por suerte, una buena samaritana se puso en el camino de Echo

El tiempo pasó y Marion no pudo estar más en lo correcto. Echo era feliz y aún con todas estas discapacidades era como cualquier otra perrita: animada, llena de energía y una compañera de vida fiel. Esta mascota parecía estar completamente agradecida por la oportunidad que se le había dado, y no pensaba en desperdiciarla, tenía una oportunidad y decidió ser feliz.

Con el tiempo la perrita pudo conocer a su mejor amiga Jennie

La familia de Marion empezó a crecer más después de que quedó embarazada de su primera hija. En este punto Echo sabía que tendría una nueva compañera, y desde el primer día se notaba la emoción en el rostro de la perrita, sabía que sería muy buena amiga de la pequeña humana dentro de Marion.

Y el amor de Echo fue correspondido

Marion Dwyer

Al pasar los meses y con la llegada de Jennie a la familia, Echo quería pasar todo el tiempo posible con ella, ya fuera comiendo, durmiendo o jugando; la mascota y la niña se volvieron inseparables. Cuando es el turno de pasear a Echo, la pequeña niña es quien quiere llevar la correa, y fue un clip de ellas dos que conmovió en la red por la sincera amistad que compartían.

Aquí puedes ver cómo Jennie lleva de paseo a su amada perrita

Debido a la discapacidad de Echo y a la joven edad de Jennie, ellas dos se comunican solamente con el tacto y emociones. Ambas tienen plena confianza de que la otra la tratará con suavidad y amor, y todo demuestra que este vínculo no se romperá bajo ninguna circunstancia.

¡La amistad de esta bebé y su perrita es digna de ser compartida! Hazla llegar a otras personas para que se cautiven con esta adorable historia.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!