Perros de la calle hallan a una bebé envuelta en un pañuelo y piden ayuda para salvar su vida

El destino de una bebé cambió cuando unos perros que la hallaron desamparada acudieron a ayudarla porque sabían que necesitaba ser protegida. El caso ha causado conmoción y a confirmado que estos animales tienen una lealtad infinita.

Hay situaciones que, aunque sean descabelladas, siguen sucediendo en el mundo causando conmoción e indignación; pero otras veces, el sentimiento que predomina es el de mantener la esperanza debido a que cada inusual historia nos enseña que los milagros sí existen.

En Purulia, ubicada en el Distrito de Bengala Occidental, en India, encontraron a una bebé de tan solo una semana de nacida en un vertedero de basura después de haber sido abandonada en el contenedor.

La bebé fue dejada a su suerte

bebé

La bebé estaba en peligro, varias aves carroñeras se acercaban a su diminuto cuerpo, además de estar expuesta a la constante contaminación; sin embargo, contó con la protección y ayuda de unos particulares héroes.

En el vertedero de basura se encontraban varios perritos callejeros, usualmente están ahí en busca de comida dentro de los desechos. Solían frecuentar ese lugar para buscar con qué alimentarse.

Curiosamente, cuatro de estos caninos encontraron a la pequeña bebé rodeada de basura e inmediatamente, su instinto y su corazón, les hicieron saber que debían actuar para salvarla.

El contenedor de basura estaba en las cercanías de una escuela, la Institución Manbhum Victoria.

Así que los cuatros perritos se unieron para espantar a los cuervos y alejarlos de la pequeña; sin embargo, estos adorables y compasivos perritos no sabían qué hacer con la bebé, cómo alimentarla o cómo tranquilizar su llanto, aún así nunca dejaron de acompañarla y mantenerse firmes a su lado.

Un profesor, llamado Ulnas Chowdhury, estaba de camino a su trabajo cuando escuchó los gritos de la bebé. Ante la extraña escena, él se dirigió al origen del ruido y vio en la distancia al cuarteto vigilante rodeando algo que parecía moverse.

El profesor se acercaba, los perros movían sus colas y lo invitaban a seguirlos para que se diera cuenta que lo que parecía moverse dentro de un pañuelo de color rosa, era en realidad una pequeña bebé humana.

El educador no podría creer lo que estaba viendo y alertó a toda la comunidad que se acercó a la zona, una de las vecinas amablemente tomó a la bebé en sus brazos y la amamantó, calmando a la niña inmediatamente.

No comprendían cómo alguien había sido capaz de dejarla sabiendo que es un ser inocente, vulnerable y totalmente dependiente de los cuidados de quienes la trajeron al mundo.

«Ella dejó de llorar después de darle el pecho”, comentó Parveen Sen, la vecina de la comunidad que alimentó a la indefensa criatura.

A pesar de que la niña ahora estaba rodeada por decenas de personas, los perros se mantuvieron atentos de su pequeña rescatada y, de hecho, siguieron a todos los vecinos hasta que llegaron a la casa de Ulnas.

Fueron los perros callejeros quienes se sensibilizaron con la alarmante situación de la menor e hicieron todo lo posible por salvar su vida. Fueron sus héroes y ángeles guardianes en el momento en el que ella más lo necesitaba.

Después, la bebé fue entregada a la policía, quienes abrieron una investigación.

Los perros son los seres más increíbles, demuestran una vez más que son fieles, inteligentes y protectores con los humanos, y mucho más con aquellas personitas indefensas que necesitan ayuda.

Allí donde los desalmados actúan, los perros intervendrán para borrarlo todo con su nobleza.

Afortunadamente la bebé logró sobrevivir y estará en buenas manos, el gesto de estos perros de la calle y de los vecinos es admirable. Trabajaron en equipo para ofrecerle a la pequeña la oportunidad de tener la vida que se merece.