El extraño caso de la gatita con dos caras que luchó por su vida hasta el último aliento

Los gatos janus son aquellos gatitos que nacen con dos rostros. Se llaman así en referencia a Jano, el Dios romano que tenía dos rostros.

Generalmente, la probabilidad de supervivencia de estos gatos no es muy alta, pero muchos han logrado superar las estadísticas.

Otros logran enternecer a todo Internet con su particular belleza

En Cabo Oriental, Sudáfrica, nació una gatita con dos caras. Los veterinarios no estaban seguros de que la gatita naciera con vida y después de superar el nacimiento, sus probabilidades de sobrevivir 24 horas eran muy bajas.

Pero la pequeña rompió todas las estadísticas y cada día demostraba que tenía ganas de luchar por su vida.

La llamaron Bettie Bee

Esta historia nos recuerda a Frank y Louie, un gatito janus que vivió 15 años, siendo el gato janus más longevo.

Las dos caras de Bettie Bee y la de todos los gatos janus se deben al exceso en la producción de una proteína conocida como “SHH”. Esta proteína afecta a los embriones en su espina dorsal, a las estructuras neuronales, al aparato digestivo, a los dientes y a su cara.

Bettie Bee, a pesar de tener tres ojos, solo podía ver por los ojos que tenía en los extremos y podía comer por una de sus bocas. Lo más grave en la vida de esta pequeña es que su madre la rechazó y estaba obligada en ser alimentada con una sonda gástrica.

La pequeña fue fuerte durante 16 días hasta que murió

Dejó su legado de ternura en las redes sociales. Su dueña publicó varias fotos sobre el día a día de la gatita en su página de Facebook «Bettie Bee 2 faces».

“Bettie Bee ahora es un ángel. La llevé al veterinario para dejarla ir en paz. Estoy destrozada. Lo estaba haciendo genial hasta hace 2 días, que comenzó con neumonía. Sospechamos que de algún modo un poco de leche entró en sus pulmones y comenzamos con el tratamiento inmediatamente. Pensé que estábamos ganando hasta que vomitó (probablemente con náuseas de los antibióticos o mocos) y tenía más leche en sus pulmones. Estaba luchando y desde el principio me dije a mi misma que no la dejaría sufrir”, se lee en la publicación de la dueña de Bettie Bee.

“Durante 16 días le di todo de mi y ella también. Lo haría todo otra vez sin dudarlo ni un segundo, ella merecía una oportunidad en la vida pero por desgracia no pudo ser. Muchas gracias por el amor de todos hacía ella, por las bonitas palabras, las oraciones y el aliento”, fue el último comentario de la dueña de Bettie Bee.

Mira el vídeo de la pequeña durmiendo cuando tenía 11 días:

6 days today

Publicada por Bettie Bee en Lunes, 18 de diciembre de 2017

La naturaleza nos regala casos inusuales y bellos como este. Lamentablemente, por lo general son animales que viven muy poco pero siempre serán recordados con mucho amor. ¡Comparte esta emotiva noticia con tus amigos!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!