Estuvo a punto de ser abandonado y ahora salva vidas detectando cáncer de pulmón

Los perritos son más inteligentes de lo que muchos se imaginan pues con sólo un poco de entrenamiento son capaces de sacar el mayor provecho a sus sentidos y habilidades. Si acaso lo dudas, sólo espera a conocer a Blat.

A este perrito le basta sólo olfatear el aliento de una persona para descubrir si tiene cáncer de pulmón.

Todos sabemos el gran olfato que tienen los canes pero nadie podría pensar que un peludito como Blat podría salvarle la vida a tantas personas.

De hecho, el asunto es un verdadero milagro, ya que la historia de esta criaturita pudo ser muy diferente y jamás habría ayudado a nadie.

Blat es un cruce de labrador retriever y de pitbull que cuando tenía sólo 11 meses estuvo a punto de terminar abandonado en la calle, pero ahora que tiene 3 años y medio participa en una investigación de mano del hospital Clínic de Barcelona.

El proyecto busca impulsar la detención temprana del cáncer de pulmón y Blat es una pieza fundamental.

Según un artículo publicado en el European Journal of Cardio-Thoracic Surgery, Blat es capaz de acertar hasta en un 95% de los casos de pacientes con cáncer de pulmón.

Incluso en aquellas personas cuya enfermedad apenas empieza y las células cancerígenas midan sólo cuatro milímetro.

Por otro lado, en el caso de las personas libres de la enfermedad, Blat es capaz de acertar hasta en un 98% de los casos y aún si la persona sufre de otra enfermedad respiratoria que pueda confundir a este peludito ejemplar.

Además de ayudar a salvar a las personas, Blat también le ha permitido a los científicos dar un gran paso en la investigación contra el cáncer.

“Los resultados de Blat demuestran que hay moléculas que son específicas de los tipos de cáncer de pulmón y que algunas de estas moléculas pasan al aire espirado”, declaró Laureano Molins, cirujano torácico del Clínic y coautor de la investigación. 

Tras la gran ayuda que ha prestado este perrito, a los científicos les corresponde identificar cuáles son esas células cancerígenas pues sólo en el aliento de una persona existen más de 3.000 moléculas distintas.

Blat fue rescatado por Ingrid Ramón, una especialista en perros de asistencia y detección, pero ella en principio no imaginó que el animalito destacaría en esta área.

Ingrid dirige la empresa Argus Dogs y antes de rescatar a Blat colaboraba con el hospital Clínic en un proyecto sobre la detección de la diabetes.

La mujer conocía el gran olfato que tenía su perrito, pero fue el director del proyecto quien la puso en contacto con Laureano Molins para que colaboraran con las investigaciones sobre el cáncer.

“Es un cruce de razas que son muy buenas para el adiestramiento. Venía hecho un desastre porque no había sido educado. Pero le hice unas pruebas, vi que tenía un gran potencial y me lo quedé. Ahora es mi perro”, comentó Ingrid.

Durante su entrenamiento, Blat recibía una recompensa por cada muestra de paciente con cáncer que lograba identificar correctamente. La persona sólo exhala en un pañuelo de lana que atrapa su aliento y después Blat se encarga de olerlo.

Mira con mayor detalle cómo trabaja este inteligente perrito.

Con su destacada colaboración, este amiguito está ayudando a muchas personas a descubrir de forma temprana su enfermedad y esto se traduce en una gran ventaja que tiene el paciente para vencer su lucha contra el monstruo llamado cáncer.

Comparte la hazaña de este noble animal y enséñale al mundo que los perros son más inteligentes y valiosos de lo que muchos pueden pensar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!