Bomberos australianos rompen a llorar bajo la primera lluvia tras el fuego que lo consume todo

Durante el último cuatrimestre del pasado año los incendios en Australia han causado mucho daño. Pero comenzando el nuevo año, una lluvia del cielo cayó como una bendición sobre el país, y las personas la recibieron con mucha felicidad.

A partir del mes de septiembre de 2019 Australia ha estado envuelta en calores extremos, producto de un sinnúmero de incendios que han destruido la vida humana, vegetal, y de muchos animalitos.

Los Cuerpos de Bomberos, Policía, ONG´s y particulares han puesto todo su empeño para tratar de detener las insaciables llamas que consumen sin misericordia lo que consiguen a su paso, pero no ha sido suficiente.

Extensos espacios geográficos se han afectado, un estimado de unos cincuenta mil kilómetros cuadrados de superficie se ven desolados. Las altas temperaturas alcanzaron casi los 50 grados Celsius.

Si bien, todos los animales la están pasado mal, y la mayor parte de ellos son koalas, también los humanos han perdido todo con el paso del fuego, a excepción de su espíritu resiliente.

Pero, entre tantas malas noticias, comenzando el año una buena nueva llenó de regocijo. Después de trabajar incansablemente durante más de dos semanas para disipar el fuego, la madre naturaleza dio una mano enviando agua desde lo alto.

La bendición expresada en gotas de lluvia permitirá mantener la tierra húmeda por algo de tiempo, y eso evitará por lo menos que en esa zona se produzca el fuego tan rápidamente. Está claro que no soluciona todo el problema, pero después de lo que han pasado representa un gran alivio.

“Ciertamente es un respiro bienvenido, es un alivio psicológico si no es otra cosa”, expresó Shane Fitzsimmons, jefa de bomberos rurales.

El trabajo ha sido fuerte tratando de sacar de los espacios afectados a muchas personas y animales, en condiciones de vulnerabilidad. La ayuda de gente con recursos económicos como celebridades y personalidades famosas, ha servido para costear refugios temporales y alimentos para los afectados.

Por eso, cuando vieron caer las gotas de lluvia no cabían en su emoción, cantaban y bailaban felices y agradecidos. El agua ha refrescado la esperanza de miles de personas que han luchado a corazón partido por su hogar y el de los animales en su amada Australia.

Los bomberos creen que los problemas de los incendios seguirán, pero están comprometidos a velar por las personas y los animales, y siguen instando a todos para que se mantengan las donaciones y ayuda.

En el mes de noviembre se conoció un video de una lluvia corta que también causó alegría, pero que se repita otra comenzando el año nuevo fue maravilloso. Los internautas estaban pletóricos de agradecimiento a Dios al ver las imágenes de lo sucedido.

“Padre celestial que siga la lluvia más fuerte para que detengas este fuego y salvar a muchos animalitos y a los seres humanos”, escribió un usuario.

Video de bomberos bajo la lluvia en noviembre de 2019

Publiée par Alicia Lindell sur Lundi 6 janvier 2020

Roguemos que las lluvias continúen, y cesen los incendios por el bien y tranquilidad de tantas vidas que aún permanecen en una frágil línea, vulnerables a la tragedia y el dolor, pero también a la fe en un nuevo día lleno de gotas frescas de lluvia que refresquen el alma.

Comparte esta esperanzadora historia de resiliencia y amor a la naturaleza con todos tus amigos y seres queridos, ante hechos como los que están ocurriendo en Australia debemos estar unidos como sociedad, juntos es mejor.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!