Bomberos luchan por apagar las llamas de una casa sin gente, pero un animalito estaba adentro

La ferocidad de las llamas en un incendio estuvo a punto de apagar la vida de un peludito pero la valentía y profesionalismo de unos bomberos lo regresaron a la vida, después de que la familia pensara que todo estaba perdido.

A mediados del mes de agosto los bomberos de la Estación Nº22 y la División 4º, de la zona de Puerto Deseado (Argentina), recibieron una llamada alertando sobre un incendio dentro de una residencia de la calle Río Colorado 1100.

Alrededor de las 8:30PM llegaron los profesionales a atender la emergencia.

Ya en el lugar, los bomberos se encontraron con una casa en humaradas por el fuego y unos vecinos alarmados por la situación, que intentaban sofocar las llamas.

Por fortuna, no se encontraba nadie dentro de la residencia, la familia no había llegado cuando se produjo el siniestro pero otra vida estaba en peligro.

Se trataba de la mascota de los dueños de la casa que, como perrito fiel, se había quedado cuidando la propiedad.

Los bomberos entraron rápidamente en acción para apagar las llamas pero sobre todo para ir al rescate del peludito. Los uniformados lograron sacarlo de la casa pero éste estaba inconsciente y con su pulso muy débil.

El perrito de tres años se llevó la peor parte del incendio.

Probablemente se había intoxicado por el humo inhalado dentro de la residencia, así que sus rescatistas iniciaron el trabajo de reanimación. Tras algunos minutos la maniobra surtió efecto y el can logró respirar por sus propios medios.

“Seguramente el animal habría muerto si no llegaban los bomberos, porque en ese momento era el único ocupante de la casa, por suerte el personal actuó con pericia, el perrito se encuentra ahora en el centro de atención canina del municipio”, dijo un portavoz de la policía.

Aunque no habían moradores, los bomberos hicieron lo correcto: sofocaron las llamas para evitar que estas se extendieran hacia otras residencias y salvaron la vida del indefenso animal.

De no haber sido por ellos la criatura hubiese fallecido y la familia estaría llorando no sólo por la pérdida material, sino por la muerte de su fiel compañero.

La residencia en llamas.

El buen trabajo de estos bomberos no sólo despierta el mayor de los reconocimientos, sino que debería recordar a todos la importancia de la vida. El bienestar e integridad de cualquier criatura es de gran valor, así que no dudaron ni un segundo en ayudarlo.

Aprendamos a valorar la vida como lo hacen estos bomberos, comparte esta historia y envíale tus bendiciones a ellos y a este perrito.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!