Búhos bebés duermen colgados boca abajo porque sus cabezas son muy pesadas

¿Alguna vez viste a los bebés búhos durmiendo? Lo hacen boca abajo porque les pesan mucho sus cabecitas. La verdad es que, tener el privilegio de poder admirarlos en esa posición resulta algo sencillamente adorable de ver.

Ver a los búhos bebés haciendo la siesta acostados boca abajo resulta extraño

Búhos
Sabemos que los búhos adultos duermen de pie, pero sus crías no pueden ya que el peso de sus cabezas es demasiado para ellas.

Por eso, hasta que son lo suficientemente grandes para hacer la siesta parados, tienen solo esa alternativa.

Búhos

O bien, algunas veces, suelen recostarse plácidamente sobre sus estómagos y voltean la cabeza de lado antes de que Morfeo los visite.

Luego, este les lleva de la mano hasta el país de los sueños. Parecen como muertos.

Y es que, definitivamente, nuestro Reino Animal es asombroso. Los búhos bebés hacen todo esto columpiándose sobre las ramas de los árboles. Y lo mejor es que no se caen, gracias a la fuerza de su dedo trasero, también conocido como hallux.

“El hallux ancla a la criatura en la rama y no se moverá hasta que el búho doble su pata”, dijo Mark Rees, un periodista especialista en el tema ornitológico.

El columnista Mark Rees, descubrió en días recientes la manera cómo hacen la meme los búhos bebés. En una publicación que se ha vuelto viral, compartió una foto de una cría búho quien duerme de igual forma como lo haría un humano.

Esta es, totalmente desplomados boca abajo. Gracias a las bondades de Internet, así como a los buenos oficios del comunicador y especialista en aves, se ha podido mostrar esta manera de dormir tan enternecedora.

Desde la Antigüedad, los búhos son una especie de aves que se han vinculado con la sabiduría, bien por su forma, bien por su actitud altiva y señorial. Lo cierto es que son animales únicos, sencillamente extraordinarios.

Seres nocturnos que, en medio de las tinieblas emiten su canto de luz arrullador, mientras que, el día lo dedican a dormir de esta manera tan hermosa. En cambio, los adultos, quienes duermen erguidos, pasan completamente desapercibidos.

“Los búhos son muy discretos, sin embargo, una de las características más destacables es que sus cabezas son muy grandes comparadas con su cuerpo. Por ello, los bebés búhos duermen boca abajo”, añadió Rees.

Y es que, en verdad, sus desproporcionadas cabecitas representan un peso muy difícil de soportar para sus frágiles cuerpos aún en desarrollo. De modo que, la opción es tumbarse boca abajo en la rama más cercana.

¡Son encantadores!

Sin embargo, lo que más llama la atención no es su posición boca abajo, sino que los búhos no parecen necesitar de una superficie plana para sostenerse. Además, parecen dormir a pierna suelta, con el mismo cansancio de cualquier persona.

Incluso, hay momentos en los que simplemente se dejan caer sobre su emplumado pecho antes de caer en el ensueño. Eso los vuelve todavía más adorables a la vista de cualquier amante de los animales y del medio ambiente.

Se trata de una breve historia natural más que nos inspira, nos asombra y nos induce a tener un sueño reparador por la noche. Pero, además, una que, de paso nos enseña un poco más acerca de la vida cotidiana de estos hermosos animales.

El búho es un ejemplar fascinante quien, siguiendo los protocolos de seguridad requeridos es susceptible de ser adoptado.

Eso sí, lo ideal es, como siempre, hacerlo desde que son unas crías. Debe ser fascinante dormirte junto a tu bebé búho, ambos tumbados de panza.

Como a cualquier otro ser vivo existente sobre la faz de la Tierra, a los búhos les encanta ser acariciados y alimentados. Son fácilmente domesticables y, ciertamente, derrochan pura ternura.