Búhos se enfadan muchísimo al descubrir cámaras escondidas que los estaban vigilando

La vida privada de la aves es un asunto que los humanos conocemos muy poco. Mucho menos cuando se trata de los búhos. Animales sorprendentemente ágiles, cazadores nocturnos como pocos, entre otros detalles impresionantes. Sobre esto puede contarnos Tom Morath, encargado de un refugio salvaje en Hampshire, Reino Unido.

Tom, quien trabaja en el Hawk Conservancy Trust, planeaba colocar una cámara que le permitiera grabar el comportamiento de los búhos, sin siquiera imaginarse que ocurriría algo fuera de lo común. Nunca esperaría un comportamiento extraño por parte de estos animales, mucho menos que harían algo parecido a los humanos.

Resulta que Tom conocía sobre un hábito particular de los emplumados: usar sus patitas para construir sus refugios. Qué mejor forma sino captarlo a través de una cámara instalada cerca de los nidos. Por lo que decidió colocar una justo en frente de la casita de los búhos.

Al momento de instalar el dispositivo, Tom se alejó inmediatamente para visualizar el monitor en donde se proyectaría la imagen y así ir realizando su experimento de observación. Cual no sería la sorpresa de nuestro amigo humano cuando estas avecillas hicieron lo inesperado: se dieron cuenta que la cámara estaba allí.

Los búhos resultaron ser mucho más inteligentes

Our Curious Burrowing Owls

When you try to get some 'hidden camera' footage but your Burrowing Owls immediately find your camera…

Publiée par Hawk Conservancy Trust sur Vendredi 2 août 2019

Por supuesto, los búhos hicieron lo que cualquiera al ver vulnerada su privacidad. Procedieron a realizar una vertiginosa exploración sobre el extraño objeto que estaba frente a ellos hasta que lo inutilizaron del todo.

En el video puede verse a dos flamantes búhos que inteligentemente se acercan a estudiar la cámara para posteriormente volcarla a mirar hacia el cielo. Como si tuviesen la plena consciencia de saber qué era. Realmente el ser humano es un sujeto bastante arrogante al pensar que los perspicaces animalitos no se darían cuenta.

¡No es gratuita la reacción de los búhos!, porque, ¿a quién le gusta que lo estén espiando en un lugar tan privado como su propia casa?, es impresionante ver cómo estas extraordinarias criaturas defienden lo suyo.

“La próxima vez que a Tom se le ocurra husmear donde no debe, tendrá que alejar un poco más los equipos porque se puede meter en problemas con su jefe”, indicó preocupado un internauta.

La cámara recibió algunos arañazos. No es para menos.

Por otro lado, Tom ha insistido que no lo hizo con mala intención, es decir, colocar un instrumento de grabación frente al nido de estas aves de rapiña en su estado natural, tiene el propósito de documentar para aprender más de ellas. Ojalá que tenga mejor suerte la próxima vez, así podremos conocer mejor el fascinante mundo de los búhos.

Comparte esta increíble historia entre tus amigos para que siempre traten a las aves con respeto.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!