Buscan a los desalmados que tiraron a una zanja a 2 huskies tras cortarles las orejas y la cola

Todo aquel que tiene la capacidad y disponibilidad para amar a los perritos ha entendido gran parte de la esencia de la vida, amarlos y respetarlos como si fuera un miembro más de la familia.

Sin embargo, existen algunos monstruos que no pueden ser llamados personas que ven en estos seres vulnerables, la oportunidad perfecta para hacer lo que pasa por sus mentes perversas. Esta vez dos perritos Husky fueron víctimas de la sed insaciable del hombre de hacerles lucir una apariencia que por mucho se aleja de su condición natural.

Fueron encontrados en Roseland, Louisiana.

Los adorables perritos fueron rescatados justo a tiempo por un buen samaritano que pasaba por la calle y se percató que en la zanja yacían los dos husky totalmente ensangrentados y muy débil. El hombre rápidamente contactó a la Sociedad Humana de Tangi quienes llegaron para brindarle toda la ayuda que necesitaban.

Al examinarlos los rescatistas notaron que los dos cachorritos tenían las orejas y la cola cortada, algo que sin duda les debió causar un terrible dolor pues se notaba que no fue realizado con un correcto procedimiento.

Para el momento del rescate los cachorritos tenían solo 10 semanas de nacidos.

El ser insensible que les hizo tan cruel trato les cortó parte de su cuerpo y los tiró en la zanja posiblemente esperando que murieran desangrados. Afortunadamente, una persona los vio a tiempo y no dudó en ofrecerles toda la ayuda que necesitaban.

Los perritos fueron trasladados al centro médico de atención canina más cercano donde estuvieron en observación por varias horas para descartar cualquier lesión interna.

Los perritos estaban cubiertos de sarna, esto les causó una gran laceración.

El aspecto físico de los perritos era muy deteriorado, ambos estaban cubiertos de sarnas y pulgas, uno de ellos tenían la piel muy rosada y sensible debido a este parásito que estaba haciendo estragos en los cuerpos de los indefensos perritos.

Como si fuera poco, también tenían piojos y gusanos. Fue necesario un fuerte tratamiento para combatir la plaga y que recuperan el pelaje.

Los cachorros fueron llamados Snowbell y Chopsley.

Cuando los perritos fueron rescatados la Sociedad Humana de Tangi no estaba en capacidad de recibir más peluditos, pero sabían que no podían abandonarlos en esas condicione así que hicieron espacio y le dieron toda la atención que necesitaba.

Después de todo el sufrimiento en que se vieron inmersos los perritos lograron un final feliz.

El centro de rescate hizo una publicación sobre el estado de los perritos y sorprendentemente cientos de personas reaccionaron. Ronna Thomas, miembro de Sociedad Humana de Tangi menciona al respecto:

«Muchas veces en caso de crueldad, es difícil encontrar hogares para los animales. Entonces, que la gente se intensifique y más de 200 personas quisieran adoptarlos, fue fenomenal”.

Ambos perritos han encontrado una nueva y verdadera familia. Snowbell ya está en su nuevo hogar recibiendo todo el amor que se merece, Chopsley se irá a casa cuando termine el tratamiento.

Aún no se sabe nada sobre los responsables de tan injusto trato, uno de los patrocinadores del refugio ofreció una recompensa de 500 dólares por información que conduzca a los responsables. Por favor, no dude en contactar a las autoridades si sabe algo sobre este caso o cualquier otro caso de maltrato animal.

Hacer la diferencia depende de nosotros. Comparte esta nota en tus redes y no dudes en denunciar si sabes de algún trato injusto en contra de los animalitos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!