Finalmente adoptan a «la peor gata del mundo» que buscaba con urgencia un hogar

Cuando se quiere buscar un hogar adoptivo para una mascota, es importante mencionar lo maravilloso que es el animalito. Pero no siempre es fácil, así pasa con una gata en los Estados Unidos, cuya fama de gruñona hizo que se buscara una divertida estrategia, para interesar a los posibles adoptantes.

Tiene una mirada enigmática

Perdita es una gatita que vive en el condado de Mitchell, Carolina del Norte, durante mucho tiempo estuvo en condiciones de calle debido a que su humano murió, y ella quedó desprotegida.

El refugio Mitchell County Animal Rescue la sacó de las condiciones en que vivía, y la tiene bajo su cuidado mientras le consiguen una familia.

El caso de la minina es muy singular, ya que recién llegada al refugio se comportaba amistosa y divertida con todos. Era sencillamente dulce y adorable.

Pero de inmediato dejo salir la verdadera Perdita que estaba dentro de ese hermoso cuerpo de pelos.

Ya no era la gatita encantadora que enamoraba con su encanto, todo lo contrario, se puso gruñona y se enojaba por todo, parecía que nada le gustaba. ¡Vaya cambio dio la pequeña!

“Al día siguiente, ella era una gruñona. Pensamos que algo la estaba lastimando, pero resulta que ella es así.

Ella finge que quiere que la acaricies y la ames, pero tan pronto como la recoges, comienza a gruñir. Ella te golpeará, es simplemente antipática”, dijo Brittany Taylor, gerente del refugio.

Para la búsqueda de posibles familias adoptivas, el refugio se encarga de realizar publicaciones en su página web con los rasgos de la personalidad de los animalitos, y así todos pueden tener idea de cómo son.

Lo primero que debían hacer era una sesión de fotos con Perdita, intentando capturar las facetas más amistosas y agradables de la felina.

Pasaron muchas horas e intentos, y nada bueno podían sacar, la típica actitud de enojo e indiferencia de la gata dejaba pasmado a cualquiera.

Finalmente, tuvieron que resignarse a que ella era así, no había manera de hacerla cambiar. Tenían que sacar de su lado gris y poco sociable, algo interesante y misterioso para atraer a las personas de una forma divertida. ¡Toda una estrategia de marketing gatuna!

“La única cara que sabe hacer es su cara gruñona. Ella es como la definición de un Grinch”, reconoció Brittany.

Destacaron la profundidad de su mirada, y la capacidad de mirar dentro del alma de la gente hasta hacer que no se sienta triste nunca. También previnieron de lo que no le gustaba, como los gatos bebés, los niños y nada en tono rosa.

Resaltaron que está soltera y sin compromisos, que puede llegar a ser socialmente incómoda cuando se lo propone, y su posible humano debe estar preparado para ello y saber dejarle su propio espacio.

“Pensamos que, si destacamos su personalidad de una manera humorística, la persona con una personalidad que coincida con la de ella la puede adoptar”, expresó Amber Lowery, directora del refugio.

Necesita mucho amor

La publicación fue un éxito total, más de cincuenta personas escribieron interesadas en adoptar a la gruñona Perdita.

Sin duda, una excelente estrategia para que la seria gatita consiguiera lo más pronto posible un hogar con humanos que sepan cómo es, la entiendan y amen profundamente.

Comparte esta divertida historia con todos tus amigos, y conocidos, y pregúntales si les apetecería adoptar una gatita como Perdita.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!