Una mujer, un anciano y un niño unen fuerzas para salvar a un caballo del peor destino

La adopción de un animal como mascota es lo mejor que se puede hacer, si bien no todos los animales pueden vivir como mascotas, muchos otros necesitan de quien cuide de ellos y les brinde mucho amor.

Muchas personas prefieren adquirir una mascota comprada y joven, pero esto le quita la oportunidad a muchos animales de encontrar un hogar para siempre. Lo mejor es la adopción, es mucho más recomendable pues ayudará a esos animales que por causas de la vida no han podido encontrar una familia.

Si adoptar es algo que muchos no suelen hacer, adoptar a un animal adulto mucho menos. La mayoría quieren cachorros para educarlos desde cero y pasar más tiempo con ellos, esto le quita muchas oportunidades a animales ancianos que han pasado toda su vida esperando encontrar su hogar para siempre.

Debido a esto, un abuelo decidió darle a su nieto un regalo muy especial. El abuelo le iba a dar a su nieto un caballo, pero no cualquier caballo, sería uno anciano de 30 años.

Cuando el niño conoció al caballo fue a dar un paseo y se enamoró completamente de él.

Pero llevar este caballo a casa no sería cosa fácil, el abuelo quería que su nieto tuviera este pony y lo llenara de amor, por lo que decidió ofrecer dinero por él durante una subasta de caballos. Jennifer Aylesworth, vicepresidenta de Rocking R Ranch and Rescue, decidió también ofrecer dinero por el caballo.

Esta mujer suele ir a subastas de ganado para ofrecer más que aquellos que envían al ganado a terminar sus días, cuando Aylesworth vio que este abuelo hizo una oferta por este caballo la mujer no ofertó, ella se sintió muy feliz con que el caballo encontrara una familia con su abuelo y su nieto.

Tristemente, la apuesta por el caballo empezó a subir hasta que un comprador ofertó una cantidad mucho más alta de lo que el abuelo podía ofrecer, y el hombre se rindió. El pobre niño no se quejó, pero se podían ver lágrimas en sus ojos al ver que ese lindo caballo del que se había enamorado ya no iría a casa con él.

Cuando Aylesworth se percató que el abuelo y el nieto perdían la subasta, ella decidió que debía comprar al caballo para esta familia. La mujer apostó y apostó, ella debía conseguir a ese caballo y salvarlo de ese hombre que lo llevaría al peor lugar. Afortunadamente lo logró, la mujer pudo comprar al caballo.

Apenas el pony fue suyo, la mujer se acercó al abuelo y le dijo:

«Señor, si ese bebé quiere ese pony, puede adoptarlo de nosotros”.

Animal Planet / We Love Animals

El hombre no lo podía creer, ellos prometieron que cuidarían y amarían al pony, y Aylesworth era feliz con saber que el animal encontraría al fin esa familia con la que tanto había soñado.

Los finales felices en realidad existen, ahora este pony encontró un hogar para siempre después de tanto tiempo y el niño encontró a su mejor amigo. Nunca se es muy tarde para ser feliz.

Comparte la adorable historia con tus amigos y motívalos a adoptar.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!