Las cabras disfrutan viendo a los humanos sonreír, revela un estudio

No hay duda de que hay muchos animales que logran entablar una verdadera conexión con los humanos. Especialmente si se trata de gatos y perros que han sido domesticados y ya conviven con nosotros en la comodidad de nuestro hogar. Sin embargo, estos no son los únicos animales que han demostrado tener una gran capacidad para socializar.

Las cabras se comenzaron a domesticar hace 10 mil años en Irán.

Varios estudios han demostrado que otras especies como los caballos saben reconocer muy bien si un humano se encuentra de buen o mal humor, pero un reciente estudio ha demostrado que las cabras también son capaces de saber cuándo sonreímos y prefieren estar con alguien feliz que con alguien que se encuentre de mal humor.

“El impacto del proceso de domesticación en las capacidades cognitivas de los animales puede ser de mucho mayor alcance de lo que se creía anteriormente”.

El experimento se realizó con 35 cabras de un santuario en Reino Unido. Su principal objetivo era determinar el nivel de entendimiento de estos animales a la hora de lidiar con expresiones faciales de humanos. Utilizaron imágenes de personas con caras en las que sonreían y otras en la que no y las ubicaban en lugares opuestos de corral.

Cada imagen se ubicó en los extremos del corral con una separación de 1.3 metros y las cabras fueron liberadas a una distancia de 4 metros.

Una vez que se les permitió acceder allí, las cabras se dirigían de inmediato hacia la imagen que mostraba a un humano con una gran sonrisa. Después de un tiempo se dirigían por unos minutos a las que tenían expresiones de enfado, pero en general preferían permanecer más tiempo cerca de los humanos que se mostraban felices.

“Pueden distinguir entre expresiones de felicidad y expresiones de enfado en las mismas personas. Esto indica que pueden diferenciar visualmente diferentes valencias emocionales”.

Lo que más ha impactado de estos resultados es que las cabras, a diferencia de otros animales como caballos y perros, no han sido domesticadas para interactuar directamente con las personas. Al contrario, su proceso de domesticación siempre se ha orientado hacia funciones de producción como la leche.

El estudio fue hecho en Inglaterra por la Royal Society.

Buzz FeedTodos sabemos lo agradable que es disfrutar pasar el rato con una persona de buen humor. Las cabras también lo saben y se sentirán mucho mejor en la compañía de un humano alegre. Si nos encontramos de mal humor, basta pensar en que con una pequeña sonrisa podríamos estar haciendo feliz a una linda cabra.

¿Qué opinas de este curioso estudio? Comparte esta simpática nota para celebrar la gran inteligencia de estos bonitos animales.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!