Lo abandonaron y estaba tan asustado que se escondió detrás de un bote de basura toda la noche

La siguiente historia es un recordatorio de que nunca se debe abandonar a las mascotas, incluso fuera de un refugio, siempre hay una mejor forma de hacer las cosas.

En una noche fría en febrero, mientras estaba lloviendo, Halo fue trasladada al Centro de Animales de Santa María en California alrededor de las 10 pm, después de que el refugio ya había cerrado, pasando la noche afuera. La perrita pequeña y muy asustada no tenía idea de dónde estaba ni qué hacer, para refugiarse durante la lluvia se escondió detrás de un cesto de basura cercano y se quedó allí hasta el día siguiente.

“El refugio está cerrado a esa hora y se quedó allí toda la noche mientras estaba lloviendo, hasta que la encontraron a la mañana siguiente”, dijo Stacy Silva, coordinadora de la comunidad de Servicios para Animales del Condado de Santa Bárbara.

Afortunadamente, uno de los empleados del refugio fue al lugar temprano para recoger una bolsa de comida que alguien había donado y fue entonces cuando notó a la pequeña Halo.

Gracias a que había escogido un lugar para esconderse lejos de la lluvia, estaba limpia y seca a pesar del terrible clima. La empleada del refugio estaba ansiosa por entrar y calentarla después de todo lo que había pasado.

Cuando todos en el refugio descubrieron cómo y dónde habían abandonado a Halo se indignaron. Pero lo tomaron como una oportunidad para recordar a las personas la forma correcta de dejar un animal en un refugio.

“Esta publicación no es para encontrar a la persona responsable, sino para educar a nuestra comunidad. Es ilegal abandonar un animal y no hay absolutamente ninguna razón para hacerlo. Si encuentra un animal callejero que no puede albergar de manera apropiada y el refugio está cerrado, tenemos oficiales que sabrán qué hacer. Si ya no puede cuidar a su propia mascota, tráigala al refugio y cuéntenos todo sobre ella para poder encontrarle el mejor lugar posible. Muchas personas tienen miedo de entregar un animal a un refugio, sabemos que puede ser aterrador, pero estamos para ayudar”, escribió el Departamento de Servicios para Animales del Condado de Santa Bárbara.

Afortunadamente, Halo se encuentra llena de alegría y pudo salir ilesa de esta dura prueba. Ha comenzado a salir de su caparazón con la ayuda de todos sus nuevos amigos y espera ser adoptada por un dueño responsable que pueda cuidar de ella para siempre.

Recuerda que los animales son seres vivos que requieren de muchos cuidados y de amor. No son simples objetos que podemos desechar cuando lo deseemos. Comparte esta insólita historia y ayúdanos a crear conciencia sobre el terrible abandono animal.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!