Cachorrito con paladar hendido es rescatado cuando su dueño decidió sacrificarlo

Un cachorrito se convirtió en todo un guerrero al superar cualquier diagnóstico y luchar por su vida. Bronson es el nombre del protagonista de esta historia.

Se trata de un perrito que nació por cesárea junto a sus hermanos, todos estaban sanos excepto él.

Nació con paladar hendido y con un pronóstico bastante delicado, si bien la cirugía era una opción para cuando tuviera algunos meses, lo que más preocupaba a sus cuidadores era que no lograra alimentarse adecuadamente debido a su condición.

Cachorrito con paladar hendido logra increíble transformación gracias a los cuidados del veterinario.

Que sobreviviera mientras alcanzaba una edad madura para la cirugía era todo un desafío, su dueño optó por sacrificarlo, pero afortunadamente, el técnico veterinario, conocido en redes como Kaffekalle, no lo permitiría. A respecto comentó:

“Lo tomé sabiendo que era posible que no sobreviviera. En mi cumpleaños número 30, un labrador chocolate tuvo una cesárea en mi clínica veterinaria y tuvo 9 cachorros.

Uno de esos cachorros tenía paladar hendido y los dueños optaron por sacrificarlo. Conociendo lo absurdo que era, otro técnico veterinario hizo que la familia diera al cachorro en adopción y me lo quedé. Aquí está mi cachorrito labrador de chocolate”.

cachorrito

Si bien la técnico veterinario sabía que el futuro del pequeño Bronson era incierto, estaba decidida a intentarlo y hacer todo lo posible por salvarlo.

“Dependiendo de la severidad de la hendidura, y si afecta el paladar duro o blando, los cachorros generalmente no prosperan.

El espacio en la parte superior de la boca no les permite alimentarse adecuadamente y eventualmente mueren de hambre. Este pequeño cachorrito color chocolate no tenía idea de su mala genética y se aferró rápidamente a su chupete”, dijo Kaffekalle.

Los primeros días fueron todo un desafío para su cuidador, se levantaba cada dos horas para alimentar cuidadosamente al cachorrito, para ello, utilizaba un tubo de goma donde le suministraba leche para cachorros.

Al poco tiempo se dio cuenta que su esfuerzo podría dar los mejores resultados y era muy posible que el cachorrito sobreviviera.

“Este cachorrito viajaba a trabajar conmigo todos los días. Al trabajar en una clínica veterinaria era fácil alimentarlo y estimularlo cada dos horas. Realmente amaba su chupete”, comentó el técnico veterinario.

Tan solo tres semanas después, Bronson sorprendió a todos superando las expectativas de sobrevivencia.

Era todo un luchador y no se rendiría tan fácil, daba pequeño ladridos para pedir ser alimentado, con sus pequeñas patitas salía corriendo hacia su perrera o en busca de mimos. Al respecto su madre adoptiva dijo:

“Bronson está empezando a parecerse a un cachorro de verdad. Él está empezando a meterse en cosas y corre por la casa como un loco.

Le compré una camiseta de superman para verlo volar. Es absolutamente travieso y me encanta”.

Cada día que pasaba este hermoso cachorrito no dejaba de sorprender a quienes les rodeaban, superó la etapa crítica de las primeras semanas desde su nacimiento. Aunque a su madre adoptiva le preocupaba la cirugía, todo fue un éxito.

Hoy día disfruta de una vida completamente feliz con sus hermanos perrunos y al lado de la mujer que no se dio por vencida y salvó su vida. Su madre adoptiva comentó:

“Aquí esta con Laya, su hermanita de 12 años, y Harley, su hermano border collie de 10 años.

El tejido está casi completamente curado, puede jugar con juguetes, masticar pieles crudas, nadar en lagos, salir a caminar, traerme palos.

Básicamente ahora puede vivir como un labrador perfectamente normal. Amo a mis perros”.

En las manos correctas no importa la raza o la condición que tenga el peludito. Quienes están dispuestos a ofrecer segundas oportunidades lo harán desde el corazón y siempre apostando por mejorar la calidad de vida del animalito que solo quiere amar y ser amado.

Vale la pena intentar todo por salvar una vida. Al final la mejor recompensa siempre será verlos dejar sus huellitas de amor en cada espacio que habitan.