Un cachorrito rescatado se convierte en sargento de la Policía y su título es para morirse

Existen ocupaciones que pueden ser muy difíciles para el ser humano, trabajos que generan una gran cantidad de estrés y que hacen más propensos a estos a padecer de enfermedades de forma más temprana. Ese es el caso de los agentes de policía, quienes deben enfrentarse a circunstancias de gran estrés día con día, de forma que puedan cumplir con su labor y mantener a nuestras ciudades y comunidades seguras.

En Minnesota, en el Departamento de Policía de la comunidad de St. Paul, un grupo de agentes tuvieron que responder al llamado de una habitante, denunciando que una perrita callejera y sus cachorros llevaban varios días merodeando por su granja. La oficial Kathryn Smith fue a la escena para llevarse a la perrita y a sus cachorros a un lugar seguro.

Al final, la oficial decidió adoptar a uno de los cachorros, a quien después ella llamaría Fuzz, en honor al sobrenombre que reciben los oficiales de la localidad cuando están en las calles cumpliendo con su deber y luchando contra los crímenes. En el Departamento de Policía, el perrito es mejor conocido como el Sargento Fuzz.

El cachorro de tan solo 5 meses, ya ha robado el corazón de todos los agentes y oficiales en el departamento, convirtiéndose en un elemento muy importante en el cumplimiento de su labor.

John Lozoya, quien es el encargado de velar por el acercamiento entre los agentes y la comunidad, pensó que era importante que el pequeño Sargento Fuzz permaneciera en el Departamento de Policía para que así pudiera ayudar a todos a liberar tensión y servir de terapia para lidiar con el estrés acumulado de cada uno de ellos, debido a su ardua labor.

“Nuestra jefa trae a su perrita, Stella, todos los viernes. El ánimo de todos cambia por completo y hace que nuestros ratos de descanso sean más agradables y menos estresantes”, comentó Lozoya, quien después explicó que la idea de tener al cachorro por todos lados, llevando sonrisas y felicidad a sus compañeros, le pareció muy atractiva.

Desde ese instante, el Departamento Policial decidió contratar a Fuzz como su nuevo ‘sargento para mimos’, con un trabajo de medio tiempo, de diez horas a la semana y con la presencia de su madre.

El nuevo Sargento Fuzz, pasa sus días recibiendo a los oficiales, jugando pelota con ellos y por supuesto dándoles cariño. Debido a su alta disposición para el trabajo, el oficial Lozoya, cree que sería buena idea enlistarlo en un programa de certificación para convertirlo en un perro apto para servir de terapia.

Departamento de Policía de St. Paul

Por lo pronto, mientras Fuzz alcanza la edad suficiente para empezar su entrenamiento, él seguirá brindándoles cariño y mimos a los oficiales. Esta idea ha sido replicada en varias oficinas de policía de la región, ya que ha demostrado traer muy buenos resultados.

Meet Sgt. Fuzz!

Meet Sgt. Fuzz: the newest member of the St. Paul Police! He'll be working as a therapy dog with the department, and he stopped by WCCO to get acquainted.Happy #NationalPuppyDay!

Publiée par WCCO-TV | CBS Minnesota sur Vendredi 23 mars 2018

¿Qué te parece esta gran idea? Sin duda, ese es el trabajo soñado de muchos. ¡Comenta y comparte la historia del Sargento Fuzz con tus amigos!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!