Abandonan a una perrita enferma junto a sus hermanos y los rechazaron “por ser pitbulls”

Recientemente, una camada de perritos pitbulls fue encontrada en un bosque en Georgia, su madre no estaba con ellos, por lo que sus rescatistas señalan que quien los abandonó tenía claras intenciones de dejarlos morir. Se presume, que los rechazaron por su raza.

Los perritos fueron llevados a Henry Country Animal Care, pero ellos tienen una estricta política de no adoptar pitbulls, así que se contactaron con Friends to the Forlorn Pitbull Rescue.

Los pitbulls se destacan frente al resto de las razas por tener mucha energía.

Ellos, amablemente aceptaron recoger a los cachorritos asumiendo la responsabilidad de una pequeña manada muy peluda que desbordaba ternura. Jason Flatt, es el fundador de la organización, comenta que cuando recibió la llamada no dudó en ir a recogerlos.

Pueden pesar entre 15 y 28 kilos.

Afortunadamente, los perritos recibieron la atención necesaria y se les asignó un hogar de acogida. Krissy, Nugget y Sunshine estaban a salvo.

Sin embargo, había un perrito que les llamó especialmente la atención, a la pequeña Sunshine le falta parte de su pata delantera. No sabían si se trataba de un problema genético o el resultado de un acto de maltrato por parte de sus antiguos dueños.

Esto le traía problemas a la pequeña perrita al intentar caminar, si no se hacía algo tendría complicaciones en la cadera y su estado de salud empeoraría con el transcurrir del tiempo.

Fieles amantes de los animales, pero sobre todo de los pitbulls, sus padres de acogida decidieron llevarla al veterinario donde le pusieron una férula flexible que le dio mayor movilidad a la adorable Sunshine.

Los pitbulls son perros muy fuertes y valientes.

La perrita estaba muy contenta con su prótesis, sus dueños temporales la llevaban cada cierto tiempo al veterinario donde le realizaban diferentes prótesis según su etapa de crecimiento.

Su comportamiento, al igual que el del resto de las razas, depende de la educación y trato que reciban.

Aunque todo sigue siendo un misterio en relación a la patita de la pequeña perrita, no podemos negar que ella, y sus hermanos, están muy felices y agradecidos por ser rescatados a tiempo.

Muchas personas participaron para poder ofrecerle lo mejor y encontrarles un hogar donde puedan crecer juntos como hermanos.

Hacer la diferencia siempre está en nuestras manos, hoy tres perritos disfrutan de una nueva vida con todas las atenciones, pero sobre todo, con todo el amor que se merecen.

Estamos seguros de que lograran encontrar un hogar permanente donde trasmitirán todo su amor y fidelidad a sus nuevos dueños. Comparte su historia.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!