Cachorro que sobrevivió tras ser arrojado contra un auto no puede creer que tiene nueva mamá

Hemos visto demasiadas historias de malos tratos. Cada una puede que sea peor que la otra, pero en definitiva y por suerte, muchas de ellas acaban en finales felices. Lo mismo podemos decir para el pequeño cachorrito que protagoniza esta anécdota.

Todo lo que ocurrió en torno a este chiquillo fue muy confuso al principio. Al parecer los problemas comenzaron una noche en una gasolinera de Pueblo, Colorado. Una madre y su hija estaban sentadas dentro de su vehículo mientras surtían combustible.

Nadie sabe cómo este perrito cayó en las manos de un sujeto tan cruel

De pronto, un sujeto completamente fuera de sí apareció de la nada y arrojó algo contra el auto.

La mujer y su hija no se percataron de lo que era, hasta que escucharon el llanto de un perrito. El cachorro chocó contra el techo del auto, se deslizó por el vidrio posterior y aterrizó en la maleta.

Por suerte, este tierno cachorro salió ileso a este episodio

Tras el impacto, el cachorro huyó hacia la calle, despavorido. La mujer dentro del auto salió rápidamente para salvar al cachorro.

Ella sabía que estaba en grave peligro porque el camino estaba oscuro y su pelaje era completamente negro.

El feliz momento en el que Bob conoce a su madre

Publiée par Humane Society of the Pikes Peak Region sur Vendredi 27 décembre 2019

Ella lo metió debajo del auto y le pidió ayuda a un transeúnte. La policía llegó pero el cachorro estaba asustado y se negó a salir de donde se encontraba.

El oficial Keegan Verduga, del Departamento de Policía de Pueblo, pensó en una solución rápida para ese dilema.

Sabía que la mayoría de los cachorros no pueden rechazar un buen regalo, así que gentilmente compartió su cena con el pequeño.

¡El oficial Verduga se tendió en el suelo y atrajo al cachorro a un lugar seguro con la ayuda de algunos deliciosos bocadillos!

No pasó mucho tiempo para que Bob encontrara a su madre

El sujeto encargado de lastimar al perrito fue acusado de crueldad animal y el cachorro fue llevado a la Sociedad Protectora de Animales de la Región Pikes Peak, donde fue nombrado Bob.

El pequeño Bob es muy saludable. A pesar de todo lo que había pasado, el personal del refugio dijo que estaba moviendo la cola y persiguiendo a cada uno para encontrar a alguien que le brindara algo de amor.

Bob pasó las Navidades con una familia de acogida para no tener que estar solo en un refugio. Luego, el 27 de diciembre, Bob recibió el mejor regalo de todos: ¡una nueva mamá! Beth Cisneros fue la afortunada de llevar a este adorable perrito a casa y muy pronto lo bautizó Buddy.

Buddy fue colocada en los brazos de Beth donde inmediatamente se hundió en su pecho y la bañó con besos de cachorro. ¿Quién podría resistirse a todo este amor?

Y como puedes ver, él y Beth parecen haber conectado de inmediato

Si te hace feliz saber que este pequeño está en los brazos indicados, no dudes en compartir esta historia para celebrarlo.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!