Cada uno aseguraba ser dueño del perrito, hasta que la jueza decidió que el poodle debía escoger

Un hombre se encontraba tan desesperado por la partida de su perrito poodle que decidió llevar el caso al conocido programa de la Jueza Judy. Todo comenzó cuando Baby Boy se extravió de casa.

Su dueño lo buscó durante días pero unas semanas después descubrió que había una mujer con un perrito idéntico al suyo. Cuando la confrontó, la mujer aseguró que ella lo había comprado a un vendedor de poodles y que ella era la única dueña.

El pobre hombre quedó destrozado. Lidiar con la desaparición de un perrito ya es suficientemente difícil. En su caso, no sólo lo habían robado sino que también lo habían vendido y la nueva dueña no parecía dispuesta a siquiera hablar con él.

Ambos parecían realmente encariñados con Baby Boy. Después de todo, los perritos siempre encuentran la manera de robarle el corazón a cualquiera que se encuentren en su camino.

Desesperado por recuperar a su mejor amigo, el hombre llevó el caso al programa de reality show. Al principio, la jueza Judy no sabía muy bien cómo lidiar con la situación. Escuchó el punto de vista de ambos pero después de mucho pensarlo decidió que lo mejor sería ver al perrito que había causado tantos problemas.

Los peluditos no pueden hablar pero sus gestos, movimientos y besos son tan claros que a veces logran comunicarse con mucha más alegría y claridad que cualquier humano.

El tenso momento fue capturado en video. Todos en el juzgado se encontraban ansiosos por averiguar cuál sería la reacción del perrito. Una joven entró allí con Baby Boy en sus brazos y lo soltó en medio de las dos personas que peleaban por él. El resultado dejó a todos boquiabiertos.

El poodle no lo dudó ni un segundo y se dirigió a toda velocidad hacia el hombre, su antiguo dueño. La jueza no necesitó más que eso para finalmente tomar una decisión. Le dio permiso al hombre de tomar a Baby Boy en sus brazos y el dedicado padre perruno rompió en lágrimas.

“Ese perrito sabía muy bien con quién quería estar”, celebró un usuario en las redes.

Después de tanto tiempo finalmente lograba reencontrarse y abrazar a su mejor amigo. La mujer intentó defenderse y aseguró que el poodle hacía eso con cualquier extraño. Sin embargo, la decisión de la jueza fue definitiva.

“Es posible que la mujer haya robado al perro. La alegría del perrito al reencontrarse con el hombre no deja lugar a dudas”, celebró un internauta.

Una vez que el capítulo fue transmitido, se volvió viral. Hasta hoy en día  ha sido uno de los casos más comentados del reality show. Este es un importante recordatorio de que debemos proteger a nuestros perritos con microchip.

¿Qué opinas de la reacción del perrito? No te vayas sin compartir para dar a conocer el conmovedor reencuentro de Baby Boy con su dueño.