Miles de personas se están uniendo para ayudar a estos elefantitos huérfanos

Estos bebés elefantes de Birmania (también conocido como Myanmar) han perdido a sus madres, y han sido encontrados en estado de desnutrición. Pero lo más preocupante es su fragilidad emocional, porque están tristes de encontrarse solos y sin su madre.

Lek Chailert es fundadora de Elephant Nature Park,  estaba de visita en Mayanmar para conocer el orfanato de bebés elefantes, pero lo que se encontró al llegar ahí fue a unos elefantes totalmente desconsolados.

Los elefantes necesitan de una nutrición adecuada para sobrevivir estos primeros años sin sus madres, pero son pocos los recursos con los que se cuentan para sacar adelante a todo el orfanato.

«Hay un niño de 7 meses llamado Yuyu, un elefante cautivo cuya madre perdió la vida.. también hay otros 2 bebés, uno de unos 4 meses de edad llamada Mary y una bebé que llegó en estado crítico a la edad de 3 MESES, que se llama Eyeyarmay«, escribió Chailert en un post.

Eyeyarmay necesita atenciones de manera inmediata para cuidar de su nutrición: «Es muy sensible porque su vida en este escenario es muy frágil. En Myanmar es tan difícil conseguir leche de elefante de bebé».

«Una persona, una caja de alimento puede ayudar a salvar la vida de los elefantes del bebé. O puede donar a Save elephant y vamos a asegurar la entrega del producto necesario». Para saber cómo colaborar puedes hacer clic aquí.

Se sabe que los elefantes asiáticos están actualmente en peligro de extinción, según los estudios realizados por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza de los Recursos Naturales (UICN). Esto debido a la constante destrucción de sus hábitat naturales, la caza y una falta de atención por parte de los humanos hacía estos elefantes.

Salvar la vida de estos bebés significa que su especie continúe existiendo, y aunque la organización sólo esté pidiendo apoyo para conseguir leche para los bebés, es un hecho que necesitan más ayuda para que no dejen de seguir ayudando a estos y más elefantes. Están abandonados, en peligro de extinción y nada parece hacer nada.

Tras hacer estas publicaciones se ha logrado obtener cierta ayuda para Eyeyarmay, quien poco a poco se ha ido fortaleciendo y las costillas ya no están pegadas a su piel. Pero el trabajo continua, sus cuidados deben ser constantes y la tristeza de sentirse solo a veces lo deja sin apetito.


«Rezo por su supervivencia, y para que crezcan mucho más allá de este día, y que consigan su dignidad, que sean tratados con respeto»,
escribe Chailert.

Facebook Lek Chailert

En estos momentos toda la ayuda posible es bien recibida, la vida de estos elefantes y de muchos otros que siguen allá afuera buscando ayuda dependerá de esto, toda su especie depende ahora de lo que podamos hacer para ayudarles.

Es momento de ayudar a estos bebés elefantes, compartir esta información también es una forma de colaborar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!