Cámaras de seguridad graban al perrito hambriento que robó comida en los ojos del vigilante

Cuando hablamos de un ladrón siempre pensamos que es necesario una sanción para corregir ese comportamiento fuera de las normas aceptadas socialmente.

Pero qué pasa cuando ese ladrón es un hermoso cachorrito que no solo robó algo de comida, sino que también se ha robado el corazón de miles y miles de personas que han visto el vídeo que lo muestra con las “patas” en la masa.

Las cámaras de seguridad del local captaron al perrito robando comida en el supermercado, realmente es un ladrón enternecedor. Parece que se cumple el dicho de que toda regla tiene su excepción, y es que quién puede pedir una sanción para este adorable peludo.

El incidente ocurrió en Colombia y le ha dado la vuelta al mundo. Las ocurrencias de nuestros amigos peludos nunca dejan de sorprendernos y hace nuestra vida más divertida.

Constantemente, los perros logran dibujar una sonrisa en el rostro de la gente, especialmente la de sus seres queridos, aunque después deban salir corriendo para ayudarlos porque se han metido en problemas.

En el vídeo se ve cuando este cachorro entra en el supermercado muy sigilosamente y se dirige a uno de los estantes. Una vez que está ahí comienza a olfatear como si estuviera buscando algo apetecible para su estómago.

Finalmente, este peludo parece que consigue algo que llama su atención. No duda en tomar el paquete de comida con su boca y salir del establecimiento directamente por la puerta sin antes pasar por caja para pagar su compra.

El perrito actuó con tanta normalidad que hasta el personal de vigilancia pasó por alto el comportamiento indebido del peludo.

Mientras, el vigilante caminaba de lado a lado sin darse cuenta de que el perrito y adorable ladrón había pasado al lado suyo.

El video de menos de un minuto de grabación ha logrado robarse el corazón de miles de cibernautas, quienes no han evitado destacar la simpatía y las habilidades de este perro ladrón dignas de la famosa serie Casa de Papel.

“Con su sigiloso talento para salirse con las suyas, y lograr robar lo que quería, sin duda este can debe tratarse de un mechero experimentado”, comentó uno de los usuarios de las redes.

El cachorro camina por los pasillos sereno y sin apuro, incluso se detiene unos instantes frente a la puerta, y una vez que se abre pareciera que una empleada del local se da cuenta de que el peludo lleva algo en su boca, pero ya es demasiado tarde. 

El perrito sale corriendo y al ver que nadie lo sigue continúa su camino tranquilamente.

Se desconoce el nombre del perrito y qué habrá pasado con él después, lo cierto es que el personal ya estará atento por si decide visitarlos de nuevo y así saber un poco más de este peludo.

Comparte esta divertida historia, realmente resulta muy difícil enojarse con un adorable perrito que por alguna razón haya hecho una travesura.