Cansado de ver perritos sufrir explicó la dura realidad de lo que debes saber antes de adoptar

Tener un perro es una responsabilidad que dará un gran vuelco a nuestra vida. En cuestión de días, los peluditos comienzan a volverse parte de nuestra familia y no hacen más que agradecer por todo el cariño que reciben. Por desgracia, esto es algo que muchos dueños de mascotas no logran comprender.

“He visto muchas publicaciones en donde veo que los dueños quieren entregar a sus mascotas».

Las estadísticas sobre los perritos que son devueltos a los refugios son verdaderamente alarmantes y todo esto con excusas que realmente parecen injustificables.

«Falta de entrenamiento, de espacio, problemas para encontrar una casa. Todo esto lo debían tomar en consideración antes de darles la bienvenida a la familia”.

Austin Conway es un jugador profesional de béisbol que siempre ha sentido una conexión muy especial con los animales. Recientemente, Austin se dio cuenta de que había demasiadas familias devolviendo a los perritos y decidió alzar la voz. Para él, no hay mejor ejemplo que su experiencia con Stella.

«Es un compromiso que tengo para cuidarla toda la vida”.

Esta hermosa peluda mestiza de pastor alemán llegó a su vida de manera inesperada. No ha sido nada fácil conseguir viviendas en donde permitan perros de raza tan grande, pero el beisbolista no la cambiaría por nada del mundo.

Tengo que pagar una renta más alta para que la acepten. Tengo que aceptar que todas mis cosas van a estar llenas de pelitos. Tengo que levantarme antes de las 6 am o a medianoche si ella necesita salir».

Conway siempre ha amado los perritos pastor alemán. No tenía planes de adoptar una mascota pero se topó con una publicación en las redes donde se mostraba la imagen de Stella con tan sólo un par de semanas de vida.

“Una vez que los adoptamos tenemos que estar dispuestos a hacer cualquier sacrificio por ellos”.

Quiso darle una simple visita pero en cuanto vio sus ojos comprendió que debía ayudarla. Ahora, han pasado más de 4 años juntos y son inseparables.

Ella seguirá conmigo sin importar a qué ciudad me tenga que mudar, sin importar cuántos hijos tenga y sin importar lo difícil que se vuelva la situación. Ella es mi familia. Si no entiendes eso no deberías adoptar una mascota”.

Cada vez que un perrito es forzado a dejar su hogar, su corazón se rompe. Ellos sólo saben dar amor incondicional y no comprenden que los humanos a los que tanto quieren no vuelvan a buscarlos.

No te vayas sin compartir el importante mensaje de Austin. Nuestras mascotas son parte de la familia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!